Viernes 15 DE Noviembre DE 2019
Opinión

La lección venezolana está vigente

Perdieron todos.

 

Fecha de publicación: 02-06-16
Por: mario mérida

Hoy comparto los párrafos propicios del artículo Lecciones del caso venezolano publicado en el (22/mayo/2002), para relacionarlos con la situación actual: “Cuando se conoció el derrocamiento del presidente Chávez, solo quedaba esperar el visto bueno norteamericano para que la Comunidad Internacional lo aceptara. Pero, Washington no se pronunció. La sede diplomática en Venezuela, se aisló. Ante esta circunstancia, los presidentes latinoamericanos reunidos en Costa Rica imploraron inmediatamente la Carta Democrática de la OEA para salvar a su colega. La cual demostró su utilidad como medio para alcahuetear los desmanes de más de un gobernante latinoamericano. ¿Cuántos presidentes desde la Patagonia hasta Tijuana, están memorizando aquellos artículos de la “carta” que los salvarán en caso de crisis?

En Venezuela perdieron todos. “Perdió” el presidente Chávez (†) a pesar de la abnegada defensa, que algunos hicieron de él; dejando de lado los muertos y heridos. La aceptación de sus errores y la convocatoria a la sociedad civil para encontrar la solución a los problemas existentes, llegó demasiado tarde. (Él dijo que lo ocurrido representa una “inmensa lección”; “Que se debe hacer una profunda reflexión”;… que es necesario “corregir lo que sea necesario corregir”; “restablecer el diálogo”) César Gaviria; “Perdió” el sector privado, porque al declararse ignorante de la conspiración traicionó a sus “amigos militares” y asociados; “perdieron” los MCS, principalmente la televisión al descubrirse la manipulación de información, en favor del complot; “perdieron” los militares, quienes actuaron sin criterio político, sin espíritu corporativo y sin firmeza para mantenerse al margen para que las instancias políticas y jurídicas desempeñaran su rol; y especialmente “perdió” el pueblo venezolano –hoy siguen perdiendo–, cuya brecha social terminó de ampliarse y que Gaviria calificó de polarización extrema”.

La interpretación hecha de la Carta Democrática de la OEA es otra. Luis Almagro expresó: “Venezuela atraviesa una crisis multidimensional de precariedad económica y financiera, que compromete su futuro social y político”. Sergio Jellinek, portavoz de la OEA, explicó “en el caso de Honduras (golpe de Estado contra Manuel Zelaya. 29/junio/2009), varios organismos multilaterales de asistencia suspendieron sus créditos hasta que no se reinstalara la democracia” (CNN.31/5/2016). ¿Ocurrirá aquí?