Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Sistemas de ciudades en Centroamérica

Común en muchos de los países del Istmo es que los censos de población se realizaron hace algunos años y muchas de las cifras que fueron presentadas son estimaciones.

— Eduardo Antonio Velásquez Carrera
Más noticias que te pueden interesar

Un grupo de profesores investigadores del Centro de Estudios Urbanos y Regionales –CEUR– de la Universidad de San Carlos de Guatemala –Usac– asistimos esta semana al Seminario Regional denominado “Sistemas de Ciudades en Centroamérica: Espacios, Economías, Memorias”; en la calurosa Managua. Hicimos el viaje por tierra, lo que nos permitió ver el estado de las fronteras, puertos, carreteras, algunas ciudades y varios pequeños poblados rurales.

Para comenzar salimos por Pedro de Alvarado, para tomar la CA2, una de las vertientes de la carretera Inter o Panamericana en Centroamérica. La famosa carretera del Litoral, que personalmente me trajo muchos recuerdos de mis padres y nuestras estancias en Acajutla y La Libertad. Vimos el Puerto de La Unión y el buen estado en general de ambos puertos y de las carreteras salvadoreñas. Cuestión que no puede decirse de las carreteras guatemaltecas y hondureñas y que sí puede decirse de las carreteras nicaragüenses. El seminario fue dividido en tres ejes temáticos: 1) El crecimiento urbano y la distribución espacial de las ciudades en los países centroamericanos; 2) Los flujos financieros entre las ciudades centroamericanas, y 3) Ciudad, memoria e imaginarios urbanos. Abundaron las ponencias sobre el primer tema y el tercero, notándose una verdadera ausencia en el segundo tema.

En el caso de El Salvador conocimos de la existencia legal del Área Metropolitana de San Salvador, que ya debe tener entre 2.5 y 3 millones de habitantes y que genera el 58 por ciento del PIB del país hermano. Existe un cuerpo administrativo y político que dirige los rumbos de aquella aglomeración urbana salvadoreña. Son ciudades secundarias de aquel país, Santa Ana, Zacatecoluca y San Miguel. En el caso hondureño, Tegucigalpa y Comayagüela es la más grande aglomeración urbana de ese país, a pesar del vigoroso crecimiento urbano y económico de San Pedro Sula. En el caso nicaragüense, Managua tiene ya 1.9 millones de habitantes, que representa el 30 por ciento del total de la población del país. De acuerdo con el BID (2015) el 78 por ciento de las viviendas en esa ciudad son muy precarias y vulnerables. En el caso costarricense, la Gran Área de San José está constituida por Heredia, Alajuela, Cartago y naturalmente San José. Debe acercarse esa aglomeración urbana a los dos millones de habitantes. En el caso guatemalteco, el Área Metropolitana de la Ciudad de Guatemala –AMCG-– debe tener entre 3.1 a 4.5 millones de habitantes, representando en torno al 40 por ciento del total de la población del país. Solo el municipio de Guatemala tiene el 28 por ciento de la población urbana del país. No contamos con un ente político administrativo que gestione, dirija y administre esa metrópolis en consolidación. Común en muchos de los países del Istmo es que los censos de población se realizaron hace algunos años y muchas de las cifras que fueron presentadas son estimaciones. Otro reto es unificar para fines de comparación la definición de población urbana, pues en Nicaragua se considera urbano aquellos poblados de 1,000 o más habitantes y en Guatemala, por ejemplo, los calculamos en 2,000 o más habitantes, lo que no permite obviamente comparaciones entre los días países. Conocimos a los otros investigadores urbanos de Centroamérica y se piensa hacer una red de expertos sobre el tema.

Etiquetas: