Martes 25 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Designación de magistrados

Los magistrados y jueces no pueden actuar como abogados

 

— MARIO FUENTES DESTARAC
Más noticias que te pueden interesar

La Constitución dispone que para ser electo magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) se requiere, entre otros requisitos, haber desempeñado un periodo completo como magistrado de la Corte de Apelaciones (CA) o de los tribunales colegiados que tengan la misma calidad o haber ejercido la profesión de abogado por más de diez años. La conjunción disyuntiva “o” da pie a que debe cumplirse con uno u otro de los dos requisitos, que la Constitución supone que son diferentes e inconfundibles.

El requisito de haber sido magistrado de la CA y no juez de primera instancia o juez de paz para optar a la magistratura de la CSJ obedece al principio de movilidad ascendente escalonada y ordenada propia de la carrera judicial, reconocida en la Constitución y regulada por la Ley de la Carrera Judicial.

Por otro lado, el requisito de haber ejercido la profesión de abogado por más de diez años demanda no solo ser abogado colegiado, sino también haber  patrocinado o auxiliado a las partes dentro de los procesos que se substancian en los tribunales de justicia, extremo que está determinado, en forma taxativa y expresa, en la Ley del Organismo Judicial. En dos platos, el abogado debe tener experiencia en litigio, extremo que es relevante para desempeñar la magistratura.

De conformidad con la Ley del Organismo Judicial y la Ley de la Carrera Judicial, los jueces y magistrados tienen prohibido ejercer la profesión de abogado, por lo que no puede asumirse que el ejercicio de la profesión de abogado equivale también al desempeño de los cargos de juez o magistrado.

Para que un profesional del Derecho pueda aspirar a ser postulado y electo como magistrado de la CA, conforme la Constitución, debe haberse desempeñado como juez de primera instancia (no como juez de paz) o haber ejercido la profesión de abogado por más de cinco años. En todo caso, haber sido juez de paz por cinco años no equivale a haber ejercido la profesión de abogado por cinco años.

Asimismo, cabe advertir que, conforme la Ley del Organismo Judicial, no pueden actuar como abogados, aunque al efecto se requiera ser abogado colegiado, los funcionarios y empleados públicos de los Organismos Legislativo y Ejecutivo, salvo los que laboren a tiempo completo que hubieren sido nombrados precisamente para actuar como abogados. Por tanto, no puede asumirse que los funcionarios o empleados públicos, por el hecho de ser abogados colegiados, han ejercido la profesión de abogado.

No obstante, la Corte de Constitucionalidad, con motivo del último proceso de selección de magistrados de la CSJ y de la CA (2014), determinó, contrario lege, que: 1) El desempeño de una magistratura o de una judicatura equivalía a ejercer la profesión de abogado, extremo que hizo nugatoria la diferenciación que hace la Constitución entre el desempeño de la magistratura o la judicatura y el ejercicio de la profesión de abogado; 2) Quien se ha desempeñado como juez de primera instancia puede aspirar a ser magistrado de la CSJ, porque debe entenderse que ha ejercido la profesión de abogado al desempeñarse como juez de primera instancia; 3) Quien se ha desempeñado como juez de paz puede aspirar a ser magistrado de la CA, porque debe entenderse que ha ejercido la profesión de abogado al desempeñarse como juez de paz, y 4) El ejercicio de la profesión de abogado equivale a desempeñarse como funcionario, empleado o asesor de los Organismo Ejecutivo, Legislativo y Judicial; o, incluso, como docente universitario.

Etiquetas: