Miércoles 19 DE Septiembre DE 2018
Opinión

La Guardia Pretoriana de Jimmy Morales

Aragón, Melgar y Jiménez actúan como los asesores más cercanos del Presidente.

— Phillip Chicola
Más noticias que te pueden interesar

En la Roma Imperial, a partir del siglo III d.C., surgió un cuerpo militar élite que se encargaba de la protección y acompañamiento del Emperador: la Guardia Pretoriana. Paulatinamente, dicho cuerpo élite pasó de encargarse de la seguridad del Emperador, y adoptó funciones políticas, como ser un cuerpo de asesoría para la toma de decisiones. Dicha evolución, aunada con la debilidad de los Emperadores romanos hacia el siglo IV, provocó que hacia finales del Imperio, la Guardia Pretoriana se convirtiera en el centro del poder político imperial.

En Guatemala, después de la transición democrática, la institucionalidad presidencial vivió un proceso similar. El Estado Mayor Presidencial (EMP) pasó de ser el órgano militar encargado de la protección y acompañamiento del mandatario, a convertirse en el poder detrás del trono en tiempos de Vinicio Cerezo, Jorge Serrano Elías y Ramiro de León Carpio. En dichos tiempos, el EMP no solo actuaba como órgano asesor de la política de Gobierno, sino que incluso, ejercía un férreo control sobre el accionar del Presidente. Ante ello, la creación de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS) y la supresión del Estado Mayor Presidencial tenía como uno de sus propósitos evitar dicha cooptación de la figura del Presidente.

No obstante, durante el primer trimestre del gobierno de Jimmy Morales, en el mapa de poder del Ejecutivo ha resurgido una especie de Guardia Pretoriana, que rodea al mandatario e influye en sus decisiones, tal y como lo notó Dina Fernández en su nota en Soy502. Integrada por los exoficiales Mario Aragón, Herbert Armando Melgar y Jorge López Jiménez, día a día, le presentan análisis de inteligencia y de situación, con la enumeración de los riesgos y amenazas para el país y su gobierno. También, constituye el grupo más cercano a quienes consulta Morales previo a tomar acciones públicas.

Dicha “Guardia Pretoriana” es la responsable de algunas de las decisiones más activas del Presidente. Por ejemplo, dicho grupo fue quien recomendó hacerse de la vista gorda respecto al crecimiento de la bancada FCN-Nación por la vía del transfuguismo, aduciendo la necesidad de contar con una agrupación cuantitativamente más sólida para mitigar el poder de la UNE. También recomendó hacer la condena pública contra Juan Manuel Giordano, a sabiendas que el partido no sancionaría al legislador. Ahora, el grupo de Aragón, Melgar y Jiménez pareciera jugar un rol central en la respuesta del presidente Morales a la crisis de Belice.

Diversas voces en el Ejecutivo señalan que los resbalones mediáticos y políticos del mandatario en estos 100 días de gestión, se deben a que ha adoptado una actitud monista respecto a los consejos que toma: su Guardia Pretoriana le ha capturado. Es decir, en lugar de escuchar opiniones más diversas, de funcionarios con conocimiento técnico y especializado en diferentes áreas de gestión, Morales prefiere consultar con su trinidad de asesores.

El Presidente debe reconocer en un análisis muy frío que su Guardia Pretoriana tiende a presentarle una visión muy conspirativa de la realidad nacional, y que sus consejos le han metido en más problemas de los que ha resuelto.

Etiquetas: