Sábado 17 DE Noviembre DE 2018
Opinión

“Brexit”

El impacto para nosotros sería indirecto en el corto plazo, directo en el largo.

— Roberto Wagner
Más noticias que te pueden interesar

Estamos en la antesala de un fuerte terremoto para el orden internacional de los últimos 30 años al igual que un punto de inflexión para el futuro de la Unión Europea. Brexit (British exit) es el diminutivo para el referéndum que se celebrará el próximo 23 de junio para determinar la permanencia o salida de Gran Bretaña de la Unión Europea (UE).

La relación de Gran Bretaña (compuesta por Inglaterra, Escocia y Gales) con la UE siempre fue distante. A la fecha no es parte de la Eurozona (mantiene la libra esterlina como moneda) y tampoco del acuerdo Schengen de fronteras libres (que permite viajar sin pasaporte). A pesar de eso, es la segunda economía del bloque, la principal potencia militar y un actor con influencia diplomática en todo el mundo. Estos aspectos resultan importantes tomando en cuenta los actuales problemas económicos de la UE, al igual que el terrorismo como su principal amenaza de seguridad.

Las ultimas encuestas proyectan una ventaja de apenas tres por ciento para permanecer dentro de la UE, pero con alrededor de un 15 por ciento de votantes indecisos, cualquier cosa puede pasar. El principal factor de esto ha sido la crisis migratoria de refugiados a la UE y la promesa del primer ministro británico David Cameron de negociar un mejor acuerdo con la UE, particularmente en el tema económico. A esto sumemos la presencia más fuerte de la derecha nacionalista. De salir de la UE, Gran Bretaña podría fácilmente provocar un efecto dominó y que varios otros países, afectados por los mismos problemas, decidan también salir y dejar una UE moribunda.

El impacto para nosotros sería indirecto en el corto plazo, directo en el largo. Podrían presentarse algunos cambios en el marco del Acuerdo de Asociación con la UE pero nuestra relación con ellos y Gran Bretaña no se alteraría. Se fortalecerán aún más las relaciones de la mancomunidad británica de naciones (Commonwealth) de la cual Belice es parte a la vez que potencias regionales como EE. UU., Japón y una futura UE tendrán que reposicionar su relación estratégica con la UE por un lado y Gran Bretaña por otro. Los esfuerzos de estos últimos, disminuirían nuestra importancia como Triángulo Norte de Centroamérica, en el marco de un nuevo orden internacional.

@robertoantoniow

Etiquetas: