Sábado 17 DE Noviembre DE 2018
Opinión

Revolución a medias

El sistema político actual atrae a la peor ralea.

— Luis Figueroa
Más noticias que te pueden interesar

“Quien hace una revolución a medias, cava su propia tumba”, dijo Saint Just, posiblemente con razón; y posiblemente con razón, un mejor revolucionario, Dantón, dijo: “La revolución devora a sus propios hijos”.

El miércoles vimos la imagen de la gobernadora de Alta Verapaz, cuando salió llorando de una reunión con diputados de la bancada FCN-Nación luego de que los representantes le exigieran prebendas. ¿Cómo debió ser el tono de aquel encuentro? Cuando yo estudiaba Derecho, había un profesor que hacía llorar a algunas chicas de la clase. El sujeto era muy desagradable y las chicas lloraban porque las humillaba y les decía groserías. ¿Ocurriría algo parecido en la reunión citada?

Poco antes de que terminara ese día nos enteramos de que los diputados J.M. Giordano y J. Hernández (también de la bancada oficialista) intercambiaron mensajes en los que el primero esperaba poner de rodillas al gobernador de San Marcos y ofreció ponerse miel en la… para cuando se la dejara ir.

Esto ocurre luego de que a lo largo de varias semanas el Congreso se diera a la tarea de producir legislación populista y legislación destinada a blindar el “statu quo” político, como si se tratara de “sacar pañuelos de una chistera”. Algunas de esas piezas de legislación fueron, aparentemente, ideadas para obligar a distintos grupos sociales a negociar e ideadas para que esos grupos entendieran quién –en realidad– tiene el poder de perjudicarlos.

Mientras tanto, el presidente Morales (su equipo y el partido que lo llevó a la Presidencia) perdieron la oportunidad de ponerse a la altura del mandato que recibieron. Optaron por recibir (¿o comprar?) “prostidiputados”, de esos cuya lealtad tiene el mismo valor que un billete de “Monopoly”. Y uno tiene la impresión de que el Presidente cree que gobernar es salir a comer a la calle, caer de sorpresa en donde le dé la gana, cantar el Himno nacional y repartir cheques.

No soy fan de las revoluciones; pero el sistema político actual atrae a la peor ralea de la sociedad; ¿no tienes la impresión de que hay que continuar, ¡en el Congreso!, lo que empezó en abril del año pasado?

luisfi61.com

Etiquetas: