Martes 19 DE Febrero DE 2019
Opinión

Cosas gruesas, pero gruesas

— Editorial
Más noticias que te pueden interesar

Ha trascendido que el miércoles de la semana pasada el presidente de la Comisión de Finanzas del Congreso, Jairo Flores (diputado de la UNE), citó en nombre de dicha Comisión al Superintendente de Bancos y al presidente de un banco del sistema, y que la reunión se llevó a cabo no con los miembros de dicha Comisión (multipartidaria), sino que solamente con los diputados de la UNE, en la sala de la bancada de este partido político.

Presuntamente, dicha reunión tenía por objeto averiguar y exigir información sobre determinadas operaciones crediticias, que, obviamente, le preocupan o que son del interés de los congresistas de la UNE o de sus principales dirigentes.

Conforme la Constitución y la ley, la fiscalización de las operaciones financieras de los bancos del sistema le corresponde, con exclusividad, a la Superintendencia de Bancos, por lo que la referida citación al Congreso para fines de indagar sobre operaciones crediticias, además de improcedente y arbitraria, debe ser investigada a fondo y no dejarse pasar; y, asimismo, deben averiguarse los asuntos que en dicha reunión se trataron, para que se hagan públicos y que se pongan en conocimiento de las autoridades del Ministerio Público (MP), a fin de determinar a qué obedeció la citación y por qué.

En todo caso, cabe recordar las palabras prorrumpidas por el diputado de la UNE, Mario Taracena, hoy flamante presidente del Congreso, cuando la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) reveló el financiamiento electoral ilícito de la UNE durante el régimen de Álvaro Colom (2008-12), quien junto a su exesposa Sandra Torres son fundadores y líderes máximos de la UNE. En aquella oportunidad, Taracena dijo que durante el régimen de Colom habían ocurrido “cosas gruesas, pero gruesas”, lo que se interpreta como escándalos de corrupción o grotescos e insospechados ilícitos penales, extremo que, inmediatamente, redundó en que la opinión pública exigiera al MP en llamado a declarar como testigo de cargo, para que revelara esas “cosas gruesas, pero gruesas” que ocurrieron durante la gestión presidencial de Colom.

Recordamos, asimismo, que durante el régimen de Colom ocurrió el trasiego continuo de dinero en efectivo a través de la oficina de protocolo del aeropuerto La Aurora, así como el negocio del Transurbano, mediante el cual se aportaron recursos estatales a empresas privadas, a través de una asociación civil ad hoc, y se adquirieron buses con sobreprecio en Brasil.

De cualquier manera, se espera que el MP investigue de oficio lo acontecido durante la reunión en las instalaciones de la bancada de diputados de la UNE.

Etiquetas: