Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Alerta sobre inconstitucionalidades en proyecto de reforma a la Ley Electoral

— EDITORIAL
Más noticias que te pueden interesar

En el proyecto de reforma a la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP) se incorporan disposiciones que menoscaban la libertad de expresión de ideas (libertad de pensamiento y expresión), consagrada en los Artículos 19 de la Declaración Universal de DD. HH.; 19, incisos 1) y 2), del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; 13, inciso 1), de la Convención Americana sobre DD. HH.; 35 y 46 de la Constitución; y 1 de la Ley de Emisión del Pensamiento.

Concretamente, la reforma del Artículo 20, literal h), de la LEPP establece: “El contenido deberá ser aprobado por el Tribunal Supremo Electoral, se reprobará cuando se establezca que se pretende realizar propaganda electoral o promoción de la figura de ciudadanos con propósito electoral, así como la contravención a la normativa electoral”, extremo que supone una censura previa prohibida por los Artículos 35, párrafo primero, de la Constitución y 1 de la Ley de Emisión del Pensamiento.

Asimismo, la reforma del Artículo 222 de la LEPP, en su parte conducente, dispone: “Las sanciones establecidas en la presente Ley, por la infracción a las normas de difusión de propaganda en los diferentes medios de comunicación social alcanzarán a los medios de comunicación social, sus representantes legales y directores, quienes podrán ser objeto de sanciones pecuniarias y penales, al incumplir las limitaciones establecidas en materia de campaña electoral”.

Esta disposición viola flagrantemente el Artículo 35, párrafos séptimo y octavo, de la Constitución, que establece: “Un jurado conocerá privativamente de los delitos o faltas a que se refiere este artículo. Todo lo relativo a este derecho constitucional se regula en la Ley Constitucional de Emisión del Pensamiento” y siendo que el Artículo 35 constitucional y la Ley de Emisión del Pensamiento regulan la libertad de expresión de ideas, toda sanción que se imponga debe ajustarse a lo que dispone la Ley de Emisión del Pensamiento.

Por otro lado, la reforma del Artículo 223 Ter de la LEPP dispone: “En ningún caso podrán publicarse estudios de opinión, dentro de los ocho días previos al día de la elección. Las personas individuales o jurídicas, propietarias de medios de comunicación que publiquen los resultados de estudios de opinión que no cumplan con lo establecido en el presente artículo, serán solidariamente responsables”. Inequívocamente, la publicación de estudios de opinión es inherente al ejercicio de la libertad de expresión de ideas, por lo que su restricción o censura se opone a lo ordenado en los Artículos 19 de la Declaración Universal de DD. HH.; 19, incisos 1) y 2), del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; 13, inciso 1), de la Convención Americana sobre DD. HH.; 35 y 46 de la Constitución; y 1 de la Ley de Emisión del Pensamiento.

Etiquetas: