Lunes 22 DE Abril DE 2019
Opinión

Gobierno debe dar mayor prioridad a las TIC

Guatemala tiene una calificación muy mala respecto a la región.

 

— Juan Carlos Zapata

Los países compiten por prepararse en el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) con el objetivo de fomentar mayor bienestar para sus habitantes. Facilitar la vida, el acceso a la información y promover un ambiente propicio para que las personas puedan aprovechar los beneficios de la tecnología es importante, no solo desde el Gobierno, como facilitador de que el país pueda tener una infraestructura digital mucho más eficiente, sino desde el ámbito educativo para enfocar el uso de nuevas tecnologías, el aprendizaje de inglés, como el idioma que facilita el acceder a más contenidos en línea para sus habitantes y mejorar el aprendizaje de la matemática y las ciencias.

En el caso de Guatemala, según la red de administración pública de Naciones Unidas, el país se encuentra muy por debajo de su potencial en cuanto al Índice de Servicios en Línea, que evalúa qué tanto el Gobierno está proveyendo servicios en línea, plataformas digitales y/o acceso a comunicación virtual a sus ciudadanos. Guatemala tiene una evaluación de 15 por ciento, comparado con países como Costa Rica, que tienen una evaluación de 61 por ciento. Dicha evaluación es una de las limitantes más grandes que tiene Guatemala respecto a su posición en el Índice de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), que publica el Foro Económico Mundial cada año.

En la última evaluación 2015, Guatemala está en la posición 107 de 143 países evaluados, con una calificación de 3.3 sobre 7. Para el caso de Latinoamérica, los dos países mejor evaluados son: Chile en la posición 38 y Uruguay en la posición 46 sobre los 143 países analizados.

Para que Guatemala pueda avanzar en su calificación, se necesita que todos los poderes del Estado prioricen el uso de Tecnologías de la Información y la Comunicación, en su agenda de trabajo. Por ejemplo, llama la atención la baja calificación hacia el Organismo Legislativo, por no promover leyes que ayuden a mejorar la capacidad tecnológica del país o incluso reformas que permitan reducir el número de días que tarda resolver una disputa comercial, una baja calificación hacia el Organismo Judicial por la poca independencia y una mala evaluación hacia el Organismo Ejecutivo, en especial hacia el Ministerio de Educación, debido a la pésima calidad del sistema educativo.

Si queremos que los ciudadanos tengamos mejores oportunidades de desarrollo, el Gobierno necesita priorizar la tecnología en todos sus ámbitos. Solo así podremos aprovechar de mejor forma los beneficios de una economía cada vez más interconectada, con un potencial de que todos podamos ofrecer servicios a mercados más grandes, dispuestos a pagar más.

@jczapata_s

Etiquetas: