Sábado 17 DE Noviembre DE 2018
Opinión

Más papistas que el papa

Los políticos de cafecito, ahora son expertos.

— Danilo Parrinello
Más noticias que te pueden interesar

Hay en Guatemala personas dogmáticas que asumen y presumen saber más de un tema (o de todos los temas) de gobierno y los defienden o atacan con más ahínco que el más interesado o afectado directamente en el asunto. Esto se ha hecho evidente en lo que se refiere a la cosa pública desde el 14 de enero de este año en que asumieron la Presidencia y la Vicepresidencia el licenciado Jimmy Morales y el doctor Jafeth Cabrera. Pero la cosa no termina en el Ejecutivo, va también al Congreso y a la Corte Suprema de Justicia. Los “papistas”, de las redes sociales y la prensa, sobre todo los improvisados, saben cómo debe ejercerse el funcionamiento de todos los ministerios de Estado y se rasgan las vestiduras por cualquier acto de gobierno que no esté justo en la línea de sus consignas, sean estas semilleras, oenegeras, guerrilleras o políticamente correctas. Estos “papistas” no solo dominan lo que al Ejecutivo se refiere, aunque nunca hayan tenido un cargo público de responsabilidad, ellos en su “lóbrega y yerta fantasía” también dominan todo cuanto sucede en el Legislativo. Estos que hasta hace poco no decían ni pío ante lo que se legislaba, ahora resulta que dominan todos los temas y presionan para que la “agenda” legislativa sea la que ellos dictan y montan en cólera si no se desarrolla a su antojo. En cuanto al poder Judicial, estos nuevos “politólogos”, políticos de café, que nunca han leído la Constitución ni ley alguna, exigen una “agenda” judicial que según ellos dicta el “clamor popular”, ese que sus gurús de la izquierda, cómplices de algún gobierno corrupto, les imponen. Los “papistas” ahora son “estadistas” que dominan todo lo referente al buen gobierno, aunque nunca han tenido el valor cívico de ser candidatos, a algún cargo de elección popular. Hay que aclarar que son mujeres las más ardientes “papistas”, aunque la mayoría no gobiernan ni en su casa (para eso tienen servicio doméstico) pero presumen saber lo que debe hacerse desde la presidencia de los tres poderes del Estado, pasando por todo el sistema de justicia incluyendo el Ministerio Público, hasta el Tribunal Supremo Electoral.

Cada día me convenzo más que los Chapines somos ingratos, y ya olvidamos que nunca en la historia de nuestro país unas elecciones fueron las más propicias para ayudar a nuestra República a sobrevivir evitando que siguiera la orgía de corrupción y saqueo de los bienes del Estado, como las del año pasado y que la victoria de los actuales gobernantes fue motivo de algarabía de la mayoría de votantes. Sin embargo, a los “papistas” nada les parece. Empezaron iracundos criticando el que no se daban los nombres de los ministros, les urgía despedazarlos. Ahora censuran los cambios o iniciativas de cualquier ley, cuando este Congreso, nos guste o no, ha legislado en un mes más que la anterior legislatura en cuatro años. También critican cómo se elige a los Magistrados de la CC y les molesta que el Presidente, no dé los nombres de los Gobernadores Departamentales porque les priva la posibilidad de censurarlos. Recuerden, “papistas”, solo van 38 días de gobierno.

Etiquetas: