Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Opinión

El tercer milenio

Sin creer en el castigo Divino, la justicia humana tardía tiende a convertirse en venganza.

— Jaime Arimany
Más noticias que te pueden interesar

Hay temas en la sociedad que debemos respetar, como lo es la libertad de pensar y de exponer nuestras ideas, no se trata de que los demás piensen como nosotros, sería absurdo y aburrido; pero debemos observar y respetar el límite del derecho ajeno, basados en principios claros y definidos que, a través de nuestros diferentes valores e ideas, logre la posibilidad de tener una sociedad desarrollada.

Si no creemos que existe un ser superior, que realizó todo lo que existe con su increíble orden, que nos provee de una conciencia y responsabilidad social, realmente seríamos unos tontos si nos ciñéramos a principios legales o jurídicos; podríamos abusar, robar, asesinar, ya que, al fin y al cabo, nada nos llevaríamos al morir; ni siquiera reprimenda o castigo, entonces: ¿Por qué no hacerlo?

¿Qué nos impediría gozar de todo lo que existe, sin ponernos límites? ¿Un castigo humano, muchas veces erróneo en su aplicación? ¿Quién castigaría a funcionarios corruptos que se volvieron millonarios, cuya consecuencia fue la muerte de enfermos por falta de fondos?

Quienes piensan que el Rey David, a pesar de arrepentirse de sus faltas y pecados no tuvo castigo, recuerden que en vida perdió dos hijos; y, el tercero, el sabio Rey Salomón, tuvo un final desastroso.

Usted puede no creer que tarde o temprano se hará justicia con su correspondiente castigo, yo creo que el Infierno existe, porque: ¿Habría razón de su existencia si no se utilizara?

Pero, si juzgan a militares que hace 35 años nos salvaron de una dictadura comunista ¿Por qué no lo han hecho con los dirigentes de países que han bombardeado ciudades llenas de niños y personas inocentes? ¿Qué castigo dieron a los dirigentes que lanzaron dos bombas nucleares en dos ciudades, cuyas consecuencias afectaron a cientos de miles de personas inocentes de todas las edades, muchos de ellos sufriendo durante decenas de años toda clase de enfermedades y pérdida de funciones, como: la vista, las piernas, los brazos, etcétera?

El amor es la base que nos enseñó Cristo, si cree en Él o no es su derecho, pero ese es el pensamiento en el que desearía se apoyara nuestra sociedad; una de las acciones que más me ha impresionado, sucedió en una misa de cuerpo presente por el alma de un joven asesinado y torturado, hijo del querido y admirado amigo, José Font (Pepe), quien con lágrimas en los ojos dijo: “Perdono a los que asesinaron y atormentaron a mi hijo sin motivo alguno”.

Hace más de quinientos años la mayoría de la población vivía en pobreza, y aún sigue viviendo en pobreza y sin esperanzas. Presentemos ideas y soluciones sociales novedosas, dedicando parte de nuestro tiempo en luchar por tener una Guatemala que lleve a toda la población al desarrollo; a través de la educación, la salud y el orden social; el desarrollo de la agricultura, los servicios varios, incluido el turismo y la industria; todo ello en un sistema donde exista la libertad, que implica el respeto al derecho ajeno.

Estimados señores, agradezco sus comentarios en www.elperiodico.com.gt jaimearimany, siempre aprendo de ellos, ya que es imposible que seamos dueños de la verdad absoluta.

Etiquetas: