Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Herramientas para mejor fallar

Ponen como ejemplo juicios que se han llevado en Guatemala y otros países.

— Miguel Ángel Albizures
Más noticias que te pueden interesar

Los sectores ultraconservadores del país, los que prestan su pluma para negar, negar y negar los testimonios de violación y esclavitud de mujeres, así como los abogados que de oficio y por dinero, mucho dinero, defienden a quienes sometieron o contribuyeron a someter mujeres a actos denigrantes, crueles e inhumanos, han de estar echando pestes contra el jefe de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y, por supuesto, en contra de los y las magistradas de la Corte Suprema de Justicia, por la presentación de la “Herramienta para la incorporación del enfoque de derechos humanos y la perspectiva de género, en la elaboración de sentencias relativas a los delitos de femicidio y otras formas de violencia contra la mujer”, pues se da en momentos que los testimonios de mujeres ultrajadas retumban en la Sala de Audiencias de la Corte Suprema de Justicia y se esparcen por todos los rincones a donde llegan los medios de comunicación que le han dado espacio al juicio que se sigue en contra de dos de los responsables de los hechos en Sepur Zarco.

Por cierto que, mientras explicaban y presentaban en pantalla el contenido de las herramientas, pasó más corriendo que andando y con una cara de repulsa, el abogado Moisés Galindo quien bajaba de la sala de vistas de la Corte Suprema de Justicia en donde a gritos, intenta sacar de sus casillas a la presidenta del Tribunal Yassmín Barrios, para después acusarla de cualquier cosa y pedir la suspensión del juicio. Las herramientas presentadas no solo traen elementos importantes de la legislación nacional e internacional para mejor fallar, sino también la jurisprudencia que se ha sentado en casos de femicidio o de violencia en diversas formas contra mujeres, poniendo como ejemplo juicios que se han llevado en Guatemala y otros países, los cuales son de mucha utilidad para las y los jueces que juzgan un montón de hechos criminales que siguen sucediendo en Guatemala en contra de las mujeres.

Y para que le dé más cólera al defensor de los acusados en el caso Sepur Zarco, reproducimos lo que dice el folleto: “1.7 Uno de los puntos clave donde se revela la incorporación de la perspectiva de género en el desarrollo de las sentencias judiciales es en la valoración que hacen las juzgadoras(es) del testimonio de las víctimas. Los estándares internacionales en torno a los derechos de las mujeres han puesto un énfasis especial en la importancia que conlleva dotar de un valor reforzado al testimonio de las víctimas de violencia contra la mujer a partir de un enfoque de género. Ello implica, sobre todo, liberarse de los prejuicios de cómo deberían haber actuado las víctimas (estereotipo de la víctima ideal); entender la dinámica misma de la violencia; las relaciones de poder que pueden existir entre la víctima y el agresor; y no prejuzgar sobre la forma de vida de la víctima sobre sus actos anteriores o posteriores”.

Etiquetas: