Lunes 24 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Los movimientos por la Corte

Correlaciones de fuerzas y posibles candidatos de las cinco instancias electoras.

— Phillip Chicola
Más noticias que te pueden interesar

La elección de magistrados a la Corte de Constitucionalidad (CC) empieza a tomar forma. En cada una de las cinco instancias responsables de las designaciones, los movimientos para definir procesos y cabildear candidatos empiezan a conocerse a nivel público.

En el Congreso, recién se conformó la integración de la Comisión de Postulación, con Nineth Montenegro, Sandra Morán y Raúl Romero, quienes evaluarán los perfiles de los candidatos. Tras bambalinas, resuenan nombres de candidatos como el diputado Oliverio García Rodas, la actual magistrada de la CC, Gloria Porras –quien contaría con el respaldo de la UNE– y Alejandro Balsells –respaldado por la sociedad civil y algunas bancadas minoritarias. Al final de cuentas, la elección responderá a la correlación de fuerzas en el pleno: de mantenerse las alianzas actuales, la UNE tendrá en sus manos la llave de la elección. De alterarse esta correlación, el primer conjunto de bloques en sumar 80 votos se llevará la primacía en la designación.

En el caso de la Corte Suprema de Justicia, el pleno decidió realizar una convocatoria pública y utilizar procedimientos propios de las Comisiones de Postulación. No obstante, evaluar las corrientes dentro de la CSJ resulta más complicado. En el 2014, luego del accidentado proceso de elección de magistrados judiciales, el rumor imperante era que el pleno de la CSJ –electo en alianza Lider y Patriota– promovería la reelección de Héctor Pérez Aguilera y/o Roberto Molina. Pero luego se sobrevino el 2015, y la Corte Suprema fue la primera en darle la espalda a los partidos que le eligieron. Por ello, a estas alturas del partido resulta difícil proyectar el balance de fuerzas dentro del pleno, o conocer siquiera candidatos favoritos dentro del Organismo.

En el caso del Consejo Superior Universitario, el balance de fuerzas internas pareciera indicar una fractura entre una facción proclive a Estuardo Gálvez, y otra facción que respondería al liderazgo del actual rector, Carlos Alvarado. La primera, promovería la elección del mismo Gálvez, además de candidatos como los actuales magistrados Mauro Chacón o Juan Carlos Medina Salas. Mientras que la facción del rector Alvarado se decantaría por candidatos como el exdecano, José Francisco de Matta Vela, o el ex Registrador de la Propiedad, René Villegas.

En el Colegio de Abogados, las fuerzas están más claras. El grupo de Roberto López Villatoro, agrupación mayoritaria en el gremio, promueve a Oscar Cruz para magistrado titular. Una segunda candidatura es la de Bonerge Mejía, quien contaría con el apoyo de un número significativo de agrupaciones gremiales, entre ellas CONAMIS, que en su momento fue vinculada a Gustavo Herrera. La tercera agrupación es Alternativa Independiente, que presenta al Juez de Extinción de Dominio, Marco Antonio Villeda, y a la exmagistrada, María Cristina Fernández. El actual magistrado, Héctor Hugo Pérez Aguilera, contaría con el respaldo de Ética y Derecho, que en su momento fue vinculada con Estuardo Gálvez.

Finalmente, en el Ejecutivo, la designación responde a una decisión del mandatario, refrendada en Consejo de Ministros. Hasta ahora, el presidente Morales no ha profundizado sobre el procedimiento a utilizar, como tampoco ha mencionado posibles candidatos.

Etiquetas: