Lunes 24 DE Junio DE 2019
Opinión

Los salarios en el sector público

Parecen existir disparidades injustificadas en las estructuras de instituciones del Estado.

Fecha de publicación: 01-02-16
Por: Richard Aitkenhead Castillo

La información ha empezado a ser pública. Es imposible ya detener el proceso y la presión llegará a todas y cada una de las entidades públicas. Cada quién deberá informar sobre sus políticas salariales, el número de trabajadores en cada institución, los pactos colectivos y demás beneficios. Es momento de transparentar la información sobre los salarios en el sector público.

Es importante hacer la comparación entre las responsabilidades de cada uno de los cargos y sus respectivos ingresos. Comparar la responsabilidad de una jefe de contabilidad del Congreso y un Ministro de Finanzas, por ejemplo. La de un inspector de carga de los barcos en las portuarias con las que tiene un director de hospital o un director de una escuela pública. Toda persona merece un salario digno, pero parecen existir disparidades injustificadas en las estructuras del sector público. Es un derecho de todos los guatemaltecos, que mediante sus impuestos pagan estos salarios, conocer las estructuras y los beneficios de cada una de las entidades del gobierno, sean estas centralizadas o descentralizadas.

La información solamente está empezando a salir. Falta mucho por conocerse y de muchas entidades. El tema tiene muchas aristas, entre las que sobresalen las diferencias salariales entre instituciones, los trabajos reales versus las plazas fantasma, los reintegros de parte de los ingresos percibidos a los padrinos que proveen esos puestos, el número de trabajadores conocidos en sus instituciones, entre otras. Falta información de beneficios aún no cuestionados, como el regimen de clases pasivas sobre el cual también se debe realizar un estudio y transparentar la información. Revisar, por ejemplo, cuantos años de jubilación tienen ya algunos ex-empleados públicos, comparar los montos de jubilación del Estado y los del Seguro Social, así como revisar los planes de las instituciones descentralizadas.

Es momento de llegar al fondo. Se debe discutir la lógica y la validez de los pactos colectivos firmados. Definir quién debe ser el responsable de su firma en el futuro. Es probable que deba ser responsabilidad compartida de más de una institución. Revisar el número de sindicatos que pueden coexistir en una misma entidad. Determinar si cada institución es independiente de definir su política salarial o si debe existir una sola política para todo el sector público y definir el número total de los servidores autorizados en el sistema. Se requiere de tener acceso a la información completa.

Esta es una oportunidad de mostrar liderazgo por parte del Presidente y su Ministro de Finanzas. Es momento de tomar el control y promover un nuevo pacto fiscal que revise todos los temas relacionados a los ingresos y al gasto público. Que aborde, también, los temas del déficit fiscal, el endeudamiento público y del ámbito de las empresas públicas descentralizadas. La información salarial o el caso de La Línea son solamente ejemplos de un problema mayor. Es momento de actuar.