Martes 19 DE Febrero DE 2019
Opinión

También es corrupción

Que los “guardianes” del pasado construyan verdades a medias…

— mario mérida
Más noticias que te pueden interesar

No me refiero a la corrupción en el Vaticano, encabezada por obispos que agilizaron canonizaciones por 200 o 300 mil euros, sino la distorsión de los testimonios para construir una “producción historiográfica no para tratar de comprender lo que significaron en su día, sino para beneficiarse de ellas como canteras de noticias sobre los sucesos del pasado” (O’Gorman) o de lucro. Es común que los “guardianes” del pasado construyan medias verdades con el fin de mantener secuestrada la memoria histórica. Un historiador responsable está consciente que la veracidad de las fuentes no es absoluta o que oír un testimonio no lo convierte en testigo vivencial del relato. El historiador, es un científico que triangula información para reconstruir un hecho lo más cercano a la verdad o que sirva de guía hacia el cementerio de las verdades (Foucault) para reescribir la historia.

El 2014 Pamela Yates directora de la película Cuando tiemblan las montañas, en una entrevista a Lori Holcomb-Holland del The New York Times (Julio/6/2014.), prometió aclarar un leve error relacionado con la masacre de Batzul atribuida a militares guatemaltecos. Yates explicó que “una mujer de la localidad dijo a los realizadores del film que los hombres responsables de los asesinatos vestían uniformes militares. Informes posteriores y una reciente visita de la señora Yates al lugar revelaron que los hombres habían sido miembros de las fuerzas guerrilleras vestidos como soldados del Ejército”. Ojalá no suceda lo mismo con las grabaciones que realizó el señor Spielberg.

Batzul (Quiché), El Aguacate (Chimal-tenango), Chacalté (Quiché) y cientos de masacres ejecutadas por integrantes del Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP) uniformados de Kaibiles fueron hábilmente atribuidas al Ejército. Investigadores extranjeros sustentaron estos hechos, pero fueron silenciados para mantener la “exactitud” del pasado. El embajador Chapin (EE. UU.) en informes a Elliot Abrams (05/Noviembre/1982), explicó que las denuncias de Amnistía Internacional; WOLA, NISGUA y la Comisión de DD. HH. guatemalteca formaban parte de una campaña de desinformación en apoyo a la insurgencia izquierdista con el propósito de desprestigiar al Gobierno de Guatemala.

  

1 http://mobile.nytimes.com/2014/07/07/movies/director-to-correct-films-on-guatemala.html?referrer&_r=1

Etiquetas: