Domingo 17 DE Febrero DE 2019
Opinión

¿Le negarías nueve años de navidades a un niño?

Los derechos de José son violados constantemente.

— Luis Figueroa
Más noticias que te pueden interesar

Hace dos años te conté esta historia; pero antes… ¿cómo pasaste tu Navidad? ¿Qué tal si hubieras sido forzado a pasarla sin las personas que amas y te aman? En Guatemala, seis niños están condenados a eso por la falta de escrúpulos de organismos internacionales, ONG, jueces y otros funcionarios.

José es uno de esos niños. Ha tenido vínculos emocionales y personales con Rose, que es su madre adoptiva potencial desde que él tenía dos meses de edad (antes de la ley antiadopciones) y durante nueve años y docenas de viajes de los EE. UU. a Guatemala. Pero José vive en riesgo permanente de ser forzado a regresar a manos de su madre biológica que lo maltrataba. Los derechos de José son violados constantemente al hacerlo crecer sin familia. ¿Por negligencia, o por mala fe?

José y Rose –¡como otros cinco niños y sus familias adoptivas!– viven pesadillas desde que sus procesos de adopción quedaron atrapados en el agujero negro de la ley antiadopciones y el prejuicio. Dos veces la Procuraduría General de la Nación se ha pronunciado a favor de la adoptabilidad de José; pero cierto juez –¡el séptimo que vio el caso!– dispuso que José debería ser regresado con su madre biológica. En su fallo el juzgador ignoró reportes documentados, de expertos, que confirman que la madre biológica de José es incapaz de proveerlo con un ambiente sano y que representa un riesgo para él.

Hace dos años había 18 niños en la situación de José y 12 ya tienen familia; pero piensa un momento: ¿qué clase de personas les niegan familias a niños que podrían tenerlas? ¿Quién les repone –¡a seis niños!– nueve navidades sin familias?

Como todo comienzo, un año nuevo trae esperanzas y oportunidades. Para los niños que crecen sin familias esas esperanzas y oportunidades no tienen que ver con conseguir el juego más reciente para ser el gamer más fresco del colegio. ¿Te imaginas lo que ha de ser ocho años deseando una familia?

Y mientras los funcionarios, oenegeros y jueces recibieron a Santa y se abrazaron con sus familias en la Navidad… posiblemente frente a un Nacimiento, José la pasó en el orfanato ¡por octava vez! ¿Cómo se les reponen nueve años de navidades a seis niños?

Luisfi61.com

Etiquetas: