Jueves 17 DE Octubre DE 2019
Opinión

Se transformó el Presidente

Aquí usted tiene una oferta de trabajo, la quiere o no la quiere.

Fecha de publicación: 07-01-16
Por: Miguel Ángel Albizures

Los miembros de la asociación de dinosaurios han de estar felices y no es para menos, su jefe, el actual presidente de la República Alejandro Maldonado Aguirre, vociferó contra todos aquellos que se oponen a que se vulnere el derecho de los trabajadores de cuatro municipios a un salario mínimo y miserable establecido por ley, que ni siquiera cubre la canasta básica, pero hay que quedar bien con la oligarquía y empresas que, además, gozan de exoneración de impuestos.

No debe de extrañarnos las actitudes retrógradas del Presidente, pues a lo largo de su vida ha mantenido una posición anticomunista de las más atrasadas y ha sido un servil de la más rancia oligarquía, opositor de las transformaciones políticas, económicas y sociales que el país necesita y por eso en su discurso, en sus ademanes y bravatas reapareció el joven emelenista, que en 1954 hicieron fogatas con los libros y conformaron las organizaciones que acusaban a cualquiera de comunista y lo perseguían hasta darle muerte.

Por ello no es raro que haya tratado a columnistas y analistas políticos, de leninistas, vagos y especuladores por oponerse a un salario diferenciado a todas luces injusto y discriminatorio que pasa sobre el derecho constitucional de igualdad, aprovechando la necesidad de las personas que vive en pobreza y pobreza extrema. La frase “Aquí usted tiene una oferta de trabajo, la quiere o no la quiere” que furiosamente lanzó en su discurso, es la de cualquier dictadorzuelo que impone su voluntad al pueblo. Menos mal que son pocos días más que estará en el poder porque de lo contrario revive el Reglamento de Jornaleros de Justo Rufino Barrios, y la Ley contra la vagancia que implementó el dictador Jorge Ubico.

Por suerte y ante las embestidas de los dinos, ayer se dio la grata noticia de la captura de 14 militares, entre ellos la del general Benedicto Lucas García, exjefe del Estado Mayor del Ejército cuando su hermano, Romeo Lucas García, ensangrentaba al país. La Fiscalía de Derechos Humanos del Ministerio Público, simplemente está cumpliendo con su deber de investigar los hechos del pasado y pedir las órdenes de captura de quienes son acusados por familiares y víctimas sobrevivientes, de los crímenes que se cometieron, especialmente por lo sucedido en Alta Verapaz, a principios de los años ochenta, pues según las informaciones, las investigaciones se hicieron con base a las más de 500 osamentas encontradas en las exhumaciones en la antigua zona militar de Cobán.

Si la justicia sigue funcionando, no importa que el Presidente se transforme y asuma su verdadera identidad y desde la llanura, después del 14 a las 14, siga echando pestes, pues quienes luchamos por la justicia y la transformación del país, no vamos a retroceder ante las amenazas.