Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Opinión

¿Por qué no?

Este escenario pesimista nos debe estimular a reflexionar y definir fórmulas innovadoras para superar el 2016.

— mario mérida
Más noticias que te pueden interesar

Algunas personas les parece cursi o falso expresar deseos por una feliz Navidad, peor aún desearle a la familia, amigos y connacionales un próspero año, sobre todo cuando se vaticinan no días, sino meses de crisis; quizás este escenario pesimista nos debe estimular a reflexionar y definir fórmulas innovadoras para superar el 2016.

Este día tomo prestado unos párrafos de una excelente alocución del cantautor y filósofo Facundo Cabral (†), cuya vida desgraciadamente terminó en nuestro país: No estas deprimido “Distraído de la vida que te puebla, tienes corazón, cerebro, alma y espíritu… entonces cómo puedes sentirte pobre y desdichado. Distraído de la vida que te rodea, delfines, bosques, mares, montañas, ríos.

No caigas en lo que cayó tu hermano que sufre por un ser humano cuando en el mundo hay 5 mil 600 millones, además no es tan malo vivir solo; yo la paso bien decidiendo a cada instante lo que quiero hacer y gracias a la soledad, me conozco, algo fundamental para vivir.

No caigas en lo que cayó tu padre que se siente viejo porque tiene setenta años, olvidando que Moisés dirigía el éxodo a los ochenta y Rubinstein interpretaba como nadie a Chopin a los noventa por solo citar dos casos conocidos”…

“Nunca te arrepentirás de haberte animado, y nunca te perdonarás no haberlo hecho, además no tienes nada que perder porque ni una sola de tus orejas es obra tuya; y no te preocupes por el futuro porque al final de tu vida no te espera la cima de la montaña sino la paz del valle.

A nadie tienes que rendir cuenta si no haces mal a nadie, como nadie tiene que explicar nada; por eso no debes agotarte en las vanas tareas de querer convencer y gustar, lo importante es que estés convencido y te guste lo que haces, y si tienes un gran sueño debes estar dispuesto a un gran esfuerzo para concretarlo porque solo lo grande alcanza lo grande.

Si estudias superficialmente aprenderás superficialmente, si vives por la mitad solo conocerás la mitad de la vida. Si tienes la cabeza dividida verás al mundo dividido, si trabajas por obligación serás un desocupado, un desdichado más, si tienes miedo no conocerás al amor que es valentía”… “No estás deprimido por algo que pasó, sino distraído del todo que es ahora mismo”.

Siguiendo a Cabral reitero: No creas todo lo que dicen… indaga, compara y decide lo que tu razón y corazón te indican y, si te equivocas acéptalo, no hace valiente… solo humano.

Etiquetas: