Lunes 22 DE Abril DE 2019
Opinión

Costa Rica amenaza con abandonar el SICA

— EDITORIAL

El viernes pasado, el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, y el canciller costarricense, Manuel González, anunciaron que Costa Rica se retirará de los órganos políticos del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y que se limitará a participar en los entes económicos, técnicos y comerciales del SICA.

La decisión unilateral adoptada por el Gobierno costarricense es una reacción a la negativa de los gobiernos de Nicaragua, Guatemala y Belice de colaborar con Costa Rica en relación a los más de 7 mil migrantes cubanos que intentan trasladarse desde Costa Rica y Panamá hacia EE. UU.

Según el Protocolo de Tegucigalpa a la Carta de la Odeca (1991), el SICA es el marco institucional de la integración regional centroamericana y tiene como objetivo fundamental la realización de la integración de Centroamérica, para constituirla como región de paz, libertad, democracia y desarrollo. Son objetivos del SICA: 1) Consolidar la democracia y fortalecer sus instituciones sobre la base de la existencia de gobiernos electos por sufragio universal, libre y secreto, así como del irrestricto respeto a los derechos humanos; 2) Concretar un nuevo modelo de seguridad regional sustentado en un balance razonable de fuerzas, el fortalecimiento del poder civil, la superación de la pobreza extrema, la promoción del desarrollo sostenido, la protección del medio ambiente, la erradicación de la violencia, la corrupción, el terrorismo, el narcotráfico y el tráfico de armas; 3) Impulsar un régimen amplio de libertad que asegure el desarrollo pleno y armonioso del individuo y de la sociedad; 4) Alcanzar una unión económica y fortalecer el sistema financiero centroamericano; 5) Fortalecer la región como bloque económico para insertarlo exitosamente en la economía internacional; 6) Promover, en forma armónica y equilibrada, el desarrollo sostenido económico, social, cultural y político de los Estados miembros y de la región en su conjunto; y 7) Establecer acciones concertadas dirigidas a la preservación del medio ambiente por medio del respeto y armonía con la naturaleza, asegurando el equilibrado desarrollo y explotación racional de los recursos naturales del área, con miras al establecimiento de un nuevo orden ecológico en la región.

Son órganos del SICA: 1) Reunión de Presidentes; 2) Consejo de Ministros; 3) Comité Ejecutivo; y 4) Secretaría General. Asimismo, forman parte del SICA: 1) Reunión de Vicepresidentes y Designados a la Presidencia, como órgano de asesoría y consulta; 2) Parlamento Centroamericano (Parlacen), para el planteamiento, análisis y recomendación; y 3) Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), que garantiza el respeto del derecho, en la interpretación y ejecución del referido Protocolo y sus instrumentos complementarios o actos derivados.

Costa Rica no forma parte del Parlacen ni reconoce la jurisdicción de la CCJ, en tanto que Guatemala si bien reconoció la jurisdicción de la CCJ no ha nombrado a los dos magistrados que le corresponde. Por cierto, cabe recordar que, en 2011, el oficialismo guatemalteco pretendió que la CCJ autorizara que Sandra Torres fuera presidenciable, a pesar que la Constitución de Guatemala lo prohibía. Por otro lado, la existencia del Parlacen se objeta por ser costoso, un refugio de impunidad para exgobernantes (a través del antejuicio) e ineficaz.

Sin perjuicio de la coyuntura en que se produce la referida declaración del Gobierno costarricense, debe asumirse que el retiro de Costa Rica del SICA sería un “golpe mortal” para la actual institucionalidad política regional, caracterizada por ser protocolaria, precaria, mediocre y sin eficacia.

Etiquetas: