Lunes 17 DE Junio DE 2019
Opinión

Las “tablets” del presidente

¿Regalará también trompos y yoyos?

Fecha de publicación: 17-12-15
Por: Méndez Vides

Se sintió la desesperanza tras presenciar la entrevista realizada al presidente electo Jimmy Morales en el noticiero Sin Filtro. El programa muy desordenado, lleno de interrupciones y donde hasta tutearon al mandatario, a quien interrumpían para hablar ellos. Mal por el programa y mal por el presidente que se mostró acorralado, tomando agua y café para ocupar el cuerpo mientras respondía con generalidades a las insistentes preguntas específicas que giraban alrededor de un gabinete inexistente y queriendo obligar al mandatario a dar cuentas con fecha, cuando la respuesta era obvia, todavía no, pero aún queda tiempo así que no empujen. Al presidente le tocaba controlar la situación, pero no supo imponerse, y el diálogo se desbordó.

Lo que reveló, que sí es de preocuparse, fue la banalidad hacia el problema urgente de la educación nacional fallida. La evaluación de los graduandos es lamentable. El 91 por ciento de los graduandos de todo el país no pasaron la prueba de matemáticas, luego el futuro se puede predecir. Otra generación saldrá a la calle a buscar empleo sin capacidad y por lo tanto los aguarda el fracaso. El logro de quienes se salven no se derivará de su conocimiento, sino del “cuello”, de las referencias, o tendrán que conformarse con la posición de vigilantes de parqueo en un supermercado, mientras los cantos de las sirenas de la delincuencia les endulzan los oídos.

El problema es gigantesco, y el nuevo presidente ya se excusó asumiendo la falta de dinero, pidiendo que si le dan dinero él resuelve, y se excusó con los policías porque no les podrá subir el sueldo, “aguanten” imploró, y para resolver el horror de la mala preparación escolar propuso una salida tipo las de Roxana Baldetti, regalar “tablets” a los estudiantes en los institutos públicos, utilizando por supuesto nuestros impuestos y el endeudamiento. ¿Regalará también trompos y yoyos? ¿Así piensa suplir la incapacidad general del magisterio? Para las matemáticas se requiere estudiar, no se da el conocimiento vía la experiencia.

Lo que se necesita es liderazgo, un ministro de Educación al estilo de José Vasconcelos hace un siglo en México. No todo es asunto de dinero, sino de espíritu nacional. Si los maestros recuperan o se ganan el prestigio y respeto de la comunidad, podrán andar rotosos pero a la vuelta de rueda la siguiente generación será rica y poderosa, y todos veríamos el beneficio. Los muchachos que se unían a la guerrilla no era por el sueldo. Lo que hace falta es creer en un proyecto nacional que aún no se nos plantea.