Martes 19 DE Marzo DE 2019
Opinión

La “malparida”

No nace porque está huérfana.

— J. Rodolfo Neutze A.
Más noticias que te pueden interesar

Tengo casi 25 años de pagar conscientemente impuestos. He experimentado la desagradable sensación de no tener ni un centavo más en la bolsa que para tributar. Ni con los peores pícaros en el Estado he dejado de cumplir mi obligación aduciendo que se los roban. Aclaro esto porque reconozco el valor de que colaboremos tributando y, por lo tanto, odio a los evasores y a los que buscan privilegios específicos.

Pero tampoco soy ciego a una realidad milenaria. El libre comercio internacional solo se llama así, pero en realidad es un laberinto de normas y regulaciones que son barreras no arancelarias que no permiten que la oferta y la demanda sean las que guíen al mercado. Cada país busca proteger a su fuerza laboral, a su industria, o a sus recursos naturales. Por lo tanto, es un círculo vicioso que para poder competir hay que usar las mismas tretas y caminos que usan otros, o sucumbir a esa externalidad de no saber jugar con las reglas de los demás. Este 31/12/15 vence el famoso 29-89 que promovió las maquilas, y que en su apogeo dieron trabajo y oportunidades a miles de guatemaltecos. Esa época de oro pasó ya hace más de diez años y ahora únicamente quedan los escombros de esa ley. Pero todavía hay unos 120 mil guatemaltecos que dependen directa o indirectamente de la industria maquilera. Desde hace más de dos años se ha buscado encontrarle una versión 2.0 a esta Ley 29-89 para tratar de equipararnos con la región, y que lo poco que queda no se vaya con nuestros vecinos, no digamos al Asia. Pero como es una ley huérfana, nadie ha logrado darle vida. Y digo que es huérfana porque como no hay intereses económicos concentrados que pueda hacer el lobby por ella, no ha caminado en el Congreso. Hoy es más que obvia la estructura delincuencial para evadir impuestos que dirigía la ex Vice. Si este 29-89 fuera realmente un buen mecanismo para evadir impuestos, ella misma hubiera liderado el esfuerzo con su bancada obediente y ávida de recursos para pasarla de urgencia nacional. Si el “gran capital” se viera beneficiado la presión se hubiera hecho sentir también. Esta ley no pasa porque los únicos interesados son unos coreanos, algunos medianos empresarios chapines y los empleados que temen perder su empleo. No tiene “padrino” rico ni influyente y los interesados no saben cómo manifestar y bloquear el Congreso. Y como algunos diputados creen que son chorros de plata los que se van a generar, no votan hasta no ver claro cómo van a quedar ellos.

En enero no se quedarán sin empleo nuestros compatriotas, afortunadamente algunas inversiones no son tan fáciles de mover a mejores lugares. Pero seguramente lo poco que pudiera venir no vendrá, y paulatinamente veremos desaparecer esos trabajos y el impacto se hará sentir en las finanzas del Estado, en el IGSS y en el ISR de personas. Los comerciantes que atacan los privilegios verán sus almacenes perder clientes, y la informalidad y la delincuencia florecerán en estos municipios con alta maquila. Y habrá ganado el egoísmo ciego de algunos que prefieren destruir valor que competir en igualdad de condiciones que nuestros vecinos. Ojalá el próximo gobierno caiga en razón y que esta pobre malparida ley pueda encontrar padres que defiendan los intereses del país, no de particulares.

(rneutze@gmail.com).

Etiquetas: