Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Comentarios… ¡Ánimo Ejército!

Me quito el sombrero ante estas mentes brillantes y generosas.

— Raúl Minondo Ayau
Más noticias que te pueden interesar

FRASE SABIA

“El camino hacia la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro”. Benjamín Franklin (1706-1790) Estas palabras son verdaderamente sabias y muy necesario entender. En Guatemala y en otros países donde abundan los populistas, los comunistas, socialistas y demás lacras parasíticas de las sociedades se cree, o estos parásitos así creen, que la forma de lograr riqueza o que la ruta a la riqueza siempre es vía el gobierno quitándole al que tiene y dándoselo a quien no tiene y por supuesto quedándose con una buena parte de lo que se “quita y regala”. Así funcionan los impuestos aquí en Guatemala. ¡No es que no haya plata es que se la huevean toda! Vea usted el timo de los sindicatos. Estos son grupos de presión, por no decirles grupo terroristas, que sencillamente extorsionan a la población guatemalteca. ¡Los políticos y muchos funcionarios lo mismo, extorsionan al ciudadano con aquello que “si no pagan más impuestos la gente se muere” o como sentencia Don Iván o San Iván que si no pagamos más impuestos jamás habrá justicia ni seguridad! Los ratas diputados lo mismo, estos sencillamente se huevean lo que se les pone enfrente.

RIQUEZA

Vemos en las noticias que el fundador, inventor, de Facebook va a donar el 99 por ciento de sus acciones de la empresa que fundó, unos 45 mil millones, o billones, de dólares para obras de enseñanza, para mejorar la condición humana y se suma a otros billonarios a esta causa. Total lo que estos magnates donan son verdaderas cantidades monstruosas de plata, fortunas que para muchos de nosotros, sino la mayoría, son inclusive difíciles (“difichile” diría la doña de uñas largas y moral corta) de imaginar, pero sucede, es real. Aquí varias lecciones. La más importante es que estas fortunas son producto del sistema de mercado libre y no de una economía “dirigida” por “expertos burócratas”. ¡El “mercado”! Ese ente tan extraño a los “progres” y demás prensa socialista tan “in” en Guatemala. También son fortunas que se han creado sin robarle ni quitarle nada a nadie, son sanas y nobles. Sencillamente son producto de mentes brillantes e individuales. Se han hecho riquísimos haciendo a otros riquísimos y a otros ricos y así sucesivamente. Hoy devuelven a la humanidad su éxito y lo harán perfectamente bien. De hecho quienes se rasgan las vestiduras criticando estas megafortunas utilizan sus productos a diario volviéndolos además de pendejos en hipócritas. Imaginemos que estas fortunas fueran sujetas a los impuestos que los ladroncillos que siempre quieren recetarnos más porque el vecino paga más (una explicación que solo se le ocurre a un cretino), esa plata quedaría en bolsillos sucios de ratas o de imbéciles funcionarios. Como se manejan de forma privada la cosa es diferente. Me quito el sombrero ante estas mentes brillantes y generosas. No así ante los cabrones que solo quieren quitar y robar a través de los impuestos y poder seguir con la orgía de gastos y de robo disfrazados muchas veces de bolsitas “solidarias” y otras “generosidades”.

IMPUESTOS

Se dice que en Guatemala se pagan muy pocos impuestos. Se dice también que debemos pagar más pues los vecinos y los europeos, que hoy están quebrados, también pagan más. ¡Esa es la teoría…como el vecino paga más entonces aquí también debemos de pagar más: lo que hace el mico debe de hacer el mono! Esa teoría como ya dijimos solo se le ocurre a un cretino muy limitado. ¿Qué pasa si dos ciudadanos se sientan a la mesa y les sirven un pollo pero resulta que solo uno de los dos se lo come todo, cuál es el promedio que se comió cada uno? ¡Bueno, sencillo, medio pollo por cabeza! ¡Medio pollo per cápita! Pero la realidad así no es. ¡En Guatemala apenas un millón, aproximadamente, de ciudadanos paga casi la totalidad de todos los impuestos, si lo dividimos entre todos los de la población económicamente activa o mayores de 18 años pues resulta una tasa per cápita bajísima! ¿Esta tan difícil de comprender? No creo. Así que no es cosa, como dice San Iván, que paguemos más y punto o no habrá seguridad o justicia. El asunto es que dejen de huevear, que lo que no se huevea se maneje con decencia y capacidad y seguro que lo que ya pagamos sería suficiente. Además el sistema impositivo debe de abarcar a todos por igual. ¡El asunto no es tan “difichile”!

CLIMA

Investigue redrana.org si de verdad le interesa el tema ambiental. Redescubra el tema pero desde un enfoque científico, realista y comprobable y no en base a chillidos y locuras de “activistas” locos y alocados chillando pendejadas. ¡En la cumbre de París, hoy, verdes y sandías imposibilitan escuchar pláticas científicas haciendo ruido! ¡Eso hacen: ruido, gritos y chillidos! Patético pero cierto.

¡Mucho ánimo Guatemala!

minondo.raul@gmail.com

Etiquetas: