Sábado 21 DE Septiembre DE 2019
Opinión

Consideraciones en torno al sistema de salud pública

Cuatro mensajes a  las autoridades de gobierno, universidades, facultades y estudiantes de medicina.

Fecha de publicación: 26-11-15
Por: DR. RAUL ERNESTO SOSA TEJADA*

(Parte III) El sistema de salud y las universidades

¿Qué van a hacer las Universidades con facultades de Medicina, el MSPAS y la crisis hospitalaria? Lamentablemente, creo que casi nada, lo cual es preocupante, indignante, vergonzoso. Un rector, un decano rápidamente se preguntarían: ¿A dónde voy a enviar a mis estudiantes? ¿Suspendo la formación de mis estudiantes, residentes o fellows hasta que mejoren las condiciones del sistema de salud o tenga un hospital universitario adecuado para su formación? ¿Hago convenios internacionales para sacar a mis estudiantes a completar sus estudios?, un médico, un estudiante también se preguntarían: ¿Qué voy a hacer si no puedo entrenarme adecuadamente? Suspendo mis estudios o sigo haciendo como que estudio. ¿Qué dicen las altas autoridades de la Universidad? ¿Mejor suspendo mi formación hasta que se me pueda garantizar una educación eficiente? Un Ministro: ¿Será que hay que cerrar programas de formación de especialidades, hospitales departamentales porque no estoy en la capacidad de tener un sistema de salud adecuado para la calidad de su formación? Todas estas interrogantes y más me pasan por la mente, sin embargo, parece que ninguno de los actores es lo suficientemente crítico y capaz para analizar la situación actual del sistema de salud y por consiguiente, tomar decisiones trascendentales. En otras palabras, lo importante para las universidades es cobrar la cuota y no medir las capacidades de sus egresados, para el MSPAS lo importante es cacaraquear que tiene programas de formación (cuando son de autoformación o deformación) y para los estudiantes y médicos lo importante es obtener el título y no las capacidades. En otros países, con mucha más cultura y no tan reprimidos, hace ratos se hubiera salido a las calles a manifestarse de forma pacífica o violenta y defender los derechos fundamentales a la adecuada educación universitaria, porque a ellos no solo les importa adquirir el título sino también las capacidades.

Hoy, la postura de los residentes de entrar en asamblea general y prácticamente paralizar el sistema nacional de salud, es tardía pero ojalá una postura firme y que no se deje doblegar con falsas promesas. No es la falta de pago lo que debe de preocuparles, sino principalmente su formación, y reclamar que el MSPAS y las universidades les den lo que necesiten para formarse adecuadamente (docentes, insumos, equipo, infraestructura, revistas, biblioteca, área de descanso, alimentación, seguridad).

Con mucha preocupación y sin dejar de sentir molestia (ira), tengo que agregar que en los pasillos de los hospitales llegan comentarios que son hechos en reuniones del MSPAS, entre el ministro de Salud, los rectores y los decanos de las Facultades de Medicina de las universidades privadas y la pública, recriminando a los centros hospitalarios de referencia, es decir, Hospital Roosevelt y al Hospital General San Juan de Dios, acerca del porqué se están haciendo procedimientos quirúrgicos complejos en la situación actual en la que se encuentra el sistema nacional de salud, justificándose en que se consumen los pocos recursos para los procedimientos quirúrgicos comunes y frecuentes. Quiero manifestarles y recordarles que el trabajo de cada uno es diferente: el del Ministro de Salud es solicitar, administrar, asignar, supervisar y hacer funcionar los recursos económicos para el sistema nacional de salud; el de los decanos de las universidades con Facultad de Medicina es proveer hospital, aulas, profesores, tutoría, supervisión, biblioteca, asistencia bibliográfica y sitios de descanso, en el fondo, garantizar la educación de sus estudiantes; y el de los profesionales de salud (médicos) es el resolver y trabajar los casos de la consulta externa, hospitalizados y emergencias, independientemente de la complejidad. Caso emblemático y mediático, las siamesas isquiópagas trípodes Las Rositas. Ministros, decanos, ustedes no hacen pero tampoco quieren dejar hacer, por favor, cada quien debe hacer su trabajo, hagan el suyo.

Con todo respeto, exijo a las universidades guatemaltecas que se pronuncien oficialmente sobre este tema fundamental para Guatemala.

*Colegiado 12708