Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Convivios con dinero ajeno

Se hacen con dinero ajeno tomado por la fuerza.

— Luis Figueroa
Más noticias que te pueden interesar

Ya viene la época de convivios y para muchos esa actividad es el highlight social del año. Para muchos trabajadores es parte de las merecidas recompensas por 12 meses de productividad y trabajo; pero para otros es un fruto más del saqueo.

En buena parte del sector público –que es el sector coercitivo de la economía– los convivios y las canastas exuberantes de fin de año son parte de pactos colectivos leoninos. En la administración pública los convivios y canastas se hacen con dinero ajeno tomado por la fuerza, es decir con los impuestos tomados de los tributarios, y/o extorsionando a los proveedores. En esos convivios, ¿participan los beneficiados por plazas fantasmas y plazas innecesarias? En muchas oficinas del Estado se suspende la atención al público cuando los “chichitos” están en convivio.

El dinero de los tributarios que se usa para aquellos convivios y canastas no es destinado a medicinas en los hospitales, viáticos y equipo para la Policía, ni equipo en Juzgados y Tribunales, ni para otras cosas así de importantes. El dinero de los tributarios que se usa para aquellos convivios literalmente se desperdicia en botellas de whisky etiqueta negra, de ron de 23 años y alimentos igualmente costosos.

Celebro, pues, que el Presidente de la República haya prohibido los convivios con dinero de los tributarios. Celebro los memes que denuncian aquellas actividades y me causó muchísima gracia que el grupo Anonymous invitara al público general a participar en el convivio del Congreso que se celebrará en el Parque de la Industria.

Lo que ha estado ocurriendo en Guatemala desde abril pasado no ha cesado, ni nada parecido. Es un proceso de repudio a la corrupción y al saqueo que va a extenderse a todos los rincones de la podredumbre administrativa en el Gobierno y no debe parar en esta, en la siguiente, ni en la siguiente, ni en la siguiente administración. Toda la “costra nostra” de privilegiados, comenzando por los que viven de la teta del presupuesto del Estado debe ser erradicada cuanto antes. Y ya que estamos en esto, lo mismo debería ocurrir con las esquelas de media página pagadas con dinero de otros.

luisfi61.com

Etiquetas: