Viernes 23 DE Agosto DE 2019
Opinión

Comentarios… ¡Ánimo Ejército!

Solo hay una demanda justa para la igualdad, la igualdad ante la ley.

Fecha de publicación: 04-11-15
Por: Raúl Minondo Ayau

DECÁLOGO MUY SABIO

Además de ser un decálogo muy sabio es una recomendación al grupo que nos estará gobernando próximamente. Jimmy ha sido electo por una gran mayoría le guste o no a los que siempre quieren ser “ellos”, ejemplo claro los grupos “semilla”, los ungidos y que posiblemente nunca lo serán pues solo ellos creen en ellos… de allí nadie más. Guatemala los ha rechazado cientos de veces siendo su único apoyo salvavidas los internacionalistas con ínfulas de imperio, muchos de los que ¡aún tienen monarquías! A Jimmy lo escogió el pueblo de Guatemala es el presidente electo legalmente y abrumadoramente. Y como tal se merece no solo el beneficio de la duda sino el respeto de todos. No respetar desde el inicio sin siquiera ver cómo le irá no es actitud positiva más bien es actitud de malos perdedores. Falta, claro, ver cómo nos va pero por lo menos es una opción por muchísimo mejor que Sandris y equipo a quien ya se conoce de sobra y que dan pánico. Guatemala escogió y ahora toca que le apoyemos y que ayudemos a gobernar y enderezar Guatemala. Una actitud positiva no es garantía de éxito, ayuda muchísimo, pero una actitud negativa sí es garantía de fracaso. ¡Así que ánimo! Eso se hace haciéndonos oír y rechazando todo lo que nos parezca fuera de tino como un presupuesto inflado y desfinanciado, ser políticamente correcto aunque nefasto, políticas racistas como la de “indio” vs. “no indio”, leyes para aquel y leyes para aquel otro y por supuesto denunciar el más mínimo olor a corrupción, nepotismo. Por eso podemos empezar desde la urgente depuración del Congreso y conteo de costillas a todas las alcaldías. El sabio decálogo dice así: 1) Usted no puede crear prosperidad desalentando la Iniciativa Propia. 2) Usted no puede fortalecer al débil, debilitando al fuerte. 3) Usted no puede ayudar a los pequeños aplastando a los grandes. 4) Usted no puede ayudar al pobre, destruyendo al rico. 5) Usted no puede elevar al asalariado, presionando a quien paga el salario. 6) Usted no puede resolver sus problemas mientras gaste más de lo que gana. 7) Usted no puede promover la fraternidad de la humanidad, admitiendo e incitando el odio de clases. 8) Usted no puede garantizar una adecuada seguridad con dinero prestado. 9) Usted no puede formar el carácter y el valor del hombre quitándole su independencia (libertad) e iniciativa. 10) Usted no puede ayudar a los hombres realizando por ellos permanentemente lo que ellos pueden y deben hacer por sí mismos. Sabio decálogo de Abraham Lincoln y base sólida, aunque sencilla, para cualquier gobernante que quiera lograr bienestar y progreso y no un Estado decadente y sumido en una espiral que va para abajo destruyendo a quienes producen (con leyes estúpidas y retrógradas como de “desarrollo rural”, con impuestos que sencillamente hacen de la actividad productiva algo imposible o volver lo recaudado un botín), satanizando a los que tienen y pregonando que el cielo es para los pobres y desposeídos y el infierno para aquellos que tienen éxito, que producen y que son al final de cuentas parte importantísima que hace que la rueda gire como pregona la curia en demasiadas oportunidades. Otro punto importante es que los políticos deben entender que las elecciones ya pasaron, la campaña, odiosa, política terminó y que ahora todos debemos de jalar para adelante. Nuevo gobierno debe reducir el ridículo tamaño del Gobierno actual, sus planillas, y debe empezar eliminando sindicatos pues no es correcto que un empleado público este sindicalizado. No puede restringir al ciudadano más bien lo debe empoderar. Debe garantizarle su libertad, su propiedad e igualdad ante la ley. No puede prohibir o impedir que el ciudadano se defienda, que utilice su propiedad como él considere mejor sin “ayuda” o “dictámenes” de “expertos” que al final son unas lacras que solo impiden… allí el caso de los estudios de impacto ambiental, solo trabas, no protegen el ambiente y son facilitadores de mordidas. El ciudadano no es una marioneta que “alguien” debe guiar. El ciudadano es un individuo libre que solo necesita un ambiente con reglas claras y un árbitro imparcial Nada más.

IGUALDAD

Solo hay una demanda justa para la igualdad, la igualdad ante la ley. Lo demás, la igualdad que pregona la curia, la izquierda, los populistas y demás es hipócrita y es de resentidos. Es de comunistas y socialistas trabados con ideologías del siglo pasado perfectamente comprobadas como fracasos y los ejemplos abundan. Hipócrita pues vea a los “verdes” sandías como ejemplo, que satanizan la minería, las hidroeléctricas pero sin embargo no pueden vivir sin la tecnología derivada de estas actividades. Vea a los déspotas totalitarios como castro, maduro, morales, correa et all (todos con minúsculas) del ridículo “socialismo del siglo XXI” y todos son unos wana be emperadores, y depredadores, que con toda naturalidad y sin pena alguna pisotean a sus respectivos pueblos, han hecho desaparecer a sus ciudadanos convirtiéndolos en súbditos. Todos iguales, eso si. Hipócritas y resentidos quienes creen en “igualar” a todos quitándole, robándole, a Juan para darle a Pedro. Eso no es “igualar” eso es robar y robar es robar lo disfrace como quiera. Es fácil ser generoso con lo ajeno. ¡Mucho ánimo Guatemala!

minondo.raul@gmail.com