Viernes 7 DE Agosto DE 2020
Opinión

El rincón de Casandra

Sandra y Jimmy.

Fecha de publicación: 21-10-15
Por: Jacques Seidner

Un socarrón comentaba que después de tantos encuentros, debates, reproches y uno que otro halago se podría pensar en una historia denominada Sandra y Jimmy al puro estilo Hollywood en que los personajes empiezan agrediéndose y finalizan enamorados. En política también sucede y se llama “cohabitación” o cogobierno y no se refiere precisamente al caso OPM/Roxana.

Veamos lo que separa y une a Sandra y Jimmy.

Sandra: Llega con un partido estructurado que le asegurará el voto “duro” del área rural. Tiene operadores políticos experimentados en el Congreso lo que le permitiría ahí logros razonables. Organizará, aunque torciéndole el brazo a su antigua ideología trasnochada de izquierda, un Gabinete Económico aceptable que respete la macroeconomía clásica liberal.

Conoce el tema de seguridad por haberlo vivido y usará una adecuada dosis de inteligencia y de mano dura. Las cárceles serán su cuco, al igual que lo fue para OPM y lo será para Jimmy, ya que la solución depende de los dineros disponibles, que es también en gran medida la solución al problema hospitalario y en gran parte de Educación. ¡Money Honey! Y estos seguirán escasos por cierto tiempo hacia el futuro.

Su programa de gobierno y temperamento personal ya conocido priorizará los programas sociales. Nada novedoso al respecto.

Jimmy: deberá afrontar problemas similares ya que son de orden nacional. Algunas diferencias, sin embargo. Jimmy actúa prácticamente como candidato independiente –con todas las ventajas y desventajas al no tener aliados ni compromisos mayores obligados–. De ganar tendrá libertad de actuar, aunque no en el Congreso donde está en total minoría y deberá negociar apoyos incluso con la Doñita. ¿Lo logrará?

Claro que podría intentar resolver sus posibles cuitas con el Congreso apelando a su popularidad personal, a “la calle”, a la depuración del Congreso, incluso a una nueva Constituyente.

¿Pero qué prudente sería ello? En todo caso a falta de programa “programado”, Jimmy cuenta con un vicepresidente inteligente, medido y bastante experimentado en el quehacer público. A la vez sumará a su equipo a algunos militares de la vieja guardia aptos en temas de seguridad. En cuanto a lo económico y finanzas, la iniciativa privada organizada que lo apoya sabrá proveerle de sus mejores hombres y consejos –¡aunque de nuevos impuestos, ni hablar!– para lograr una economía exitosa productora de empleos.

En cuanto a programas sociales y en oposición a Sandra, pocas definiciones por el momento.

En lo internacional coinciden ambos y evitarán la innecesaria hostilidad yanqui, intentando limitar la corrupción (CICIG) y apoyando la lucha antinarcótica. En resumen, Jimmy/Sandra, Sandra/Jimmy, nada nuevo bajo el Sol.

¿Listos para votar?