Jueves 18 DE Abril DE 2019
Opinión

Tras la revolución de octubre de 1944 y ahora

Cuatro meses es un tiempo razonable para hacer ajustes de fondo como se hizo en ese entonces.

— Fernando González Davison

La Junta que integraron Francisco Arana, Jacobo Árbenz y Jorge Toriello, fue la que sustituyó a la junta ubiquista. Si bien el héroe del golpe militar fue Arana, Toriello fue quien coordinó la reforma del Estado, cambiando a todo el gabinete, asesorado por amigos y profesionales calificados. El mayor Arana y el capitán Árbenz no tenían la preparación debida, y aún aprendían a llevar a buen término los cambios exigidos por la clase media empobrecida y un pequeño grupo de empresarios. “Nuestro tiempo ha llegado” repetía Arana a sus amigos. El joven Árbenz y su esposa fueron la pareja admirada al gusto de los capitalinos. Arana de pronto se opuso a dar las elecciones, pero lo convencieron de celebrarlas del 17 al 19 de noviembre. Los dos evitaron así que él se perpetuase en el poder, pero a cambio de darle privilegios que se pondrían en la nueva Constitución. Juan José Arévalo Bermejo obtuvo el 80 por ciento de los votos (255 mil). Para Arana era injusto que el Gobierno quedara en manos de civiles porque los jóvenes militares hicieron la lucha armada y ganaron a los coroneles y generales. Pero Arévalo, replicó: “La caída de Ubico no la hicieron los militares, como se sabe, pues su renuncia vino cuando los civiles se manifestaron una y otra vez. Sin esa renuncia no habría sido posible el levantamiento militar del 20 de octubre, ¿verdad?”.

Jorge Toriello dejó buen legado, pues en cuatro meses de gestión de la Junta se emitieron las nuevas leyes bancarias para modernizar el Estado e incentivar la producción, en un país sencillo y atrasado. Por decreto, la Junta transformó la base legal para modernizar al Estado y sociedad. Además, frenó la inflación con la Ley de Emergencia Económica. Y ayudó a redactar la nueva Constitución junto a los jóvenes constituyentes, universitarios y maestros, varios artículos al gusto de Arana, para dejarlo al mando del Ejército sin interferencia civil como reclamaba. Lo cierto es que en cuatro meses de gobierno, la Junta y los congresistas, todos jóvenes y sin mayor experiencia, lograron dar al país una buena Constitución, leyes económicas acordes a las nuevas necesidades.

Ahora, en 2015, tenemos un gobierno que tiene cuatro meses como los que tuvo la Junta Cívico Militar indicada, para hacer cambios profundos al actual Estado agónico, como era el que dejó Ubico. Cuatro meses es un tiempo razonable para hacer ajustes de fondo como se hizo en ese entonces. El gobierno de Maldonado-Fuentes Soria tiene toda la libertad para limpiar la Administración Pública, sin más compromisos que con la Patria, no con los partidos Lider, UNE, PP, Todos. Debe haber un listado con los principales problemas para resolverlos. Fuentes Soria tiene que actuar como Toriello, con fuerza, dirección y buena asesoría. Si bloquean sus iniciativas, los diputados tendrán que enfrentar a la sociedad que se manifestará de nuevo. Ahora la sociedad sigue exigiendo para empezar la remoción total del resto del gabinete de los entes públicos. Y reformar al Estado al borde del colapso, para lo cual urge aprobar la Ley Electoral, Ley de Contrataciones y Ley de Servicio Civil, y dar un recorte al proyecto de Presupuesto General de Gastos 2016. Todos los cambios al servicio de la transparencia, que es la exigencia uno de esta sociedad, que rechaza a la clase política corrupta de acá y del mundo, y que aplaude a la CICIG y a doña Thelma.

Además de las prioridades del gasto para salud, ambiente, educación, hay que impulsar que las grandes fortunas paguen sus impuestos debidos, pues no lo hacen. Hay que seguir el ejemplo de la revolución del 44, pues fue algo más que un cuartelazo: el cambio “revolucionario” se produjo cuando se pasó de un régimen al servicio de la minoría, a otro, al servicio a la mayoría. Allí está la cuestión. A trabajar señor Vicepresidente, con un ágil y nuevo gabinete económico, que el tiempo está a su favor.

Etiquetas: