Lunes 24 DE Junio DE 2019
Opinión

Astor Piazzolla (IV parte)

En 1973, Piazzolla sufre un infarto que lo obliga a bajar el ritmo de trabajo y de presentaciones.

Fecha de publicación: 19-09-15
Por: Eduardo Antonio Velásquez Carrera

Con relación al mundo porteño, Piazzolla se relaciona también con otros enormes artistas argentinos, como lo fueran los escritores, Ernesto Sábato y Jorge Luis Borges. Situación que también pasa en el Brasil, con la fusión de poetas y escritores, como lo fuera la famosa dupla creativa de Vinicius de Moraes y Antonio Carlos Jobim. Y lo hace, Piazzolla por medio del Nuevo Octeto para el cual compuso Introducción a Héroes y Tumbas, con letra del autor de El Túnel. En 1965 grabó el disco El Tango, que contiene temas con letras de Jorge Luis Borges, el autor del poema Fundación Mítica de Buenos Aires. En esa producción fonográfica participan las voces de Luis Medina Castro y Edmundo Rivero. En este disco se incluye Hombre de la esquina rosada, una suite para canto, recitado y para 12 instrumentos. En su vida personal, en 1966 se separa de la pintora Dedé Wolff e inicia una relación sentimental con Amelita Baltar, que durará cinco años.

En 1970, retorna a París, junto a Amelita y al poeta Horacio Ferrer. En mayo de 1971, Piazzolla compuso junto a Ferrer El Pueblo Joven. Oratorio para un solo bandoneón, cantante, ballet, coro, orquesta, cuerdas y percusión. La creación de este musical mayor lo condujo en diciembre de ese mismo año a la televisión en Sarrebruck. Por entonces es invitado para presentarse, por primera vez, en la Catedral de la música argentina: El Teatro Colón en Buenos Aires, junto a otros músicos e importantes orquestas de tango. En 1972, le fue conferido el premio de la canción “Onda Nueva” en Caracas, Venezuela, con La Primera Palabra. Más tarde, su canción Balada para un loco, traducida al francés, fue grabada por Julien Clerc, con gran éxito. Otra canción de Piazzolla, titulada I am tango, tango, tuvo inmenso éxito en Francia, cantada por Guy Marchand. Él también es el autor del famoso Libertango, grabado por la cantante estadounidense Grace Jones. En ese mismo año, Piazzolla compone para su Conjunto 9, el Concierto de Nácar, para nueve tanguistas y orquesta filarmónica, primer antecedente de sus obras sinfónicas para bandoneón posteriores. En 1973, Piazzolla sufre un infarto que lo obliga a bajar el ritmo de trabajo y de presentaciones. Se instala en Italia, en donde compuso y se quedó grabando durante cinco años. Forma en Italia, el Conjunto Electrónico, un octeto integrado por un bandoneón, piano eléctrico o acústico, órgano, guitarra, bajo eléctrico, batería, sintetizador y violín. Fue reemplazado por una flauta traversa o saxo. En esta aventura participan los músicos italianos, Pino Presti y Tulio Piscopo, además del cantante José Ángel Trelles. En su vida personal, se separa de Amelita Baltar en 1974 y en ese año graba Summit con Gery Mulligan, junto a la orquesta de músicos italianos. Ya en 1975, el Ensamble Buenos Aires graba su obra Tangazo para orquesta sinfónica.

Después de fallecimiento de Aníbal Troilo, el famoso Pichuco, Piazzolla compone en su memoria una obra en cuatro movimientos a la que nombró Suite Troileana, la cual grabó con el Conjunto Electrónico. En 1976, con ese grupo se presenta en el Teatro El Gran Rex, en la capital argentina y presenta su obra 500 motivaciones. Esta presentación, básicamente, se repite en el Olimpia de París, unos meses más tarde, la cual sería su última presentación con el Conjunto Eléctrico. Ese mismo año, conoce a quien sería su última esposa, Laura Escalante. En nuestro medio era asequible el disco del Concierto de Nácar y el significado de Piazzolla en el Teatro Colón de Buenos Aires.

Continuará…