Martes 13 DE Noviembre DE 2018
Opinión

¿Elecciones? Cuidado!

No soy experto, solo un ciudadano, un profesional de 74 años con derecho a opinar.

— Rodolfo Estrada Hurtarte
Más noticias que te pueden interesar

En el marco de la situación política actual; no vale la pena votar porque no se puede elegir al número de personas con el perfil necesario para salir exitosamente de la crisis. Esto es imposible; no existe la mínima garantía, además el enraizado entorno de maldad no lo permitirá y tendríamos más de lo mismo, o peor.

De aquí al 5 de septiembre, estamos en la oportunidad de cambiar la historia hacia el bien, de una manera profunda. Ejerciendo la suprema soberanía del pueblo, nombrando a un gobierno provisorio integrado por personas probas, y con todo el apoyo necesario de la población; encargado de lo siguiente: 1) Depuración y limpieza de los tres organismos del Estado. 2) Establecimiento de una nueva LEPP y demás normativas relacionadas con el combate a la impunidad. 3) Fortalecer al máximo el sistema de justicia (MP-CICIG), que ha demostrado dar frutos nunca antes vistos. 4) Garantizar total libertad de prensa y de expresión ciudadana. 5) Poner en su justo lugar a las organizaciones y grupos paralelos que impiden o dificultan el sano y eficaz ejercicio de la administración pública. 6) Consensuar un Plan de Nación concreto y equilibrado, para ejecutarlo con un nuevo y digno gobierno, y 7) Convocar a elecciones libres y limpias antes de dos años.

¿Es esto violar la Constitución Política de la República y otras leyes? Seguramente lo es para muchos en la palabra escrita, pero muy por encima de esta consideración está el bienestar de todo un pueblo, y el valor de la oportunidad, a diferencia de las castas del mal que muchísimas veces la han violado para matar, no solo a personas sino a las genuinas esperanzas de todo un pueblo, lo cual es además un crimen repetitivo de lesa Patria.

Finalmente, ¿Se vale que nuestra comunidad republicana en uso de su poder soberano lo haga en esta crucial ocasión, para restituir sólidamente todas sus bases y sus más importantes valores? ¡Yo pienso que sí! De lo contrario, solo nos quedaría la conciencia ciudadana que hemos ganado, pero con el gran peligro de caer en la apatía que nos tuvo dormidos por décadas. ¿Qué piensa? No soy experto, solo un ciudadano, un profesional de 74 años con derecho a opinar. ¡Ánimo Guatemala!

Etiquetas: