Miércoles 20 DE Marzo DE 2019
Opinión

“A cada coche le llega su sábado…”

Es una realidad que de cualquier manera, tarde o temprano es infalible…

— Carlos A. Rodas Minondo
Más noticias que te pueden interesar

Ley de vida… Ojo por ojo, el que la hace, la paga… En una época en la vida política del país, en donde terminó de perderse el valor del honor, la dignidad y honestidad, el descaro y la falta de vergüenza apalancados en el poder para hacer y deshacer con abuso y prepotencia, se pasaron sobre los límites de la tolerancia. Nos referimos a la vil y asquerosa corrupción como una forma de vida, establecida, aplaudida y a un paso de institucionalizarla, personajes con poder, prepotentes, abusivos y sin vergüenza. Todo lo compran.

Si no la hace como Empresario porque es complicado, le da pereza el trabajo y el esfuerzo y su inteligencia es limitada, ingrese a la política, allí podrá saciar su hambre de poder y riqueza sin mayores esfuerzos. Únase al selecto grupo de “Más cabrón que bonito”. Terreno propicio para vividores y oportunistas que compran voluntades a través de una demagogia barata aprovechándose de la necesidad e ignorancia de la gente. Es la visión tan pobre y nefasta que tienen nuestros políticos.

Llegar al poder es como ganarse un loteríazo, la vida arreglada, ya no habrá necesidad de trabajar. En el caso de los gobiernos, cuatro años de pasarla haciendo como que hacen, soportando críticas, negociando con la mafia y crimen organizado, despilfarrando, resguardándose las espaldas comprando tapaderas judiciales, promoviendo y prometiendo imposibles, comprando voluntades y amasando la mayor cantidad de plata posible.

Si sabemos que estamos actuando mal, en nuestra conciencia quedará y tarde o temprano habrá un efecto retroactivo, de causa y efecto. Toda acción tiene una reacción y un resultado consecuencia de la acción. De igual forma, la verdad siempre aparece, tarde o temprano y no podemos ocultarla. Se podrá ocultar un tiempo, pero por largo que este sea, siempre aparecerá.

Tener la conciencia sucia y tener la cola machucada obligan a llevar una vida infeliz, llena de efectos negativos. El verdadero éxito y la verdadera felicidad se encuentran en las cosas que llenan de satisfacción y la recompensa llega al rato. La satisfacción de ayudar y ver a otro en prosperidad, la satisfacción de lograr el objetivo con esfuerzo y dedicación, la satisfacción de velar por los derechos y la justicia, de promover la verdad ante todo, son los elementos fundamentales del bienestar personal y así desarrollarnos como sociedad.

Ponemos nuestro potencial de capacidad, habilidad, conocimiento y experiencia al servicio de los demás, esa satisfacción engrandece y te vuelve mejor. Debemos agradecer a Dios por lo más importante que tenemos, una familia unida en donde prevalezca el amor, pelear por una vida digna basada en el trabajo, la verdad y la justicia, la verdadera finalidad de la vida.

El mundo cambia, se desarrolla y transforma, la tecnología avanza y tenemos grandes avances en el desarrollo a todo nivel, pero hay cosas que nunca deben cambiar. El respeto a Dios, la naturaleza y la vida.

Llegaron a tal punto de abuso y descaro para robar a nivel del Estado, que ya no importan las consecuencias de impacto social, los servicios públicos prioritarios como la salud y la educación están en sus peores momentos, grandes carencias en Hospitales para atender a las personas que sin mayor importancia para las autoridades, ven cómo pierden la vida, porque el hambre de poder y riqueza es lo más importante.

El presupuesto de la Nación con un país tan rico y productivo como Guatemala alcanzaría perfectamente para atender las prioridades del país con servicios públicos dignos y un desarrollo en infraestructura con incentivo en la inversión. Sin embargo, el despilfarro, gastos estúpidos, el robo, y el mal manejo de personas incapaces y delincuentes, llevan a demandar mayores cantidades que nos han llevado a un endeudamiento insostenible.

Esperemos que la situación que ha dado inicio para cambiar la historia futura del país, llegue a feliz término para lograr el verdadero desarrollo y la paz, y recordarse que “A cada coche le llega su sábado” de cualquier manera y en cualquier momento, irremediablemente…

Etiquetas: