Miércoles 26 DE Junio DE 2019
Opinión

Los presidenciables y su autismo ante la realidad

Los candidatos evaden con generalidades lo que se discutió en el foro presidencial.

Fecha de publicación: 19-08-15
Por: Edgar Balsells

 

El pasado domingo por la noche tuvo lugar un foro con algunos candidatos presidenciales, organizado por la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES). Tan solo algunos se presentaron, sintiéndose la ausencia de Sandra Torres y Jimmy Morales, quienes junto a Manuel Baldizón son los punteros, según las encuestas.

 

Como era de esperarse el foro pecó de diplomacia, y tanto las preguntas como las respuestas de los candidatos parecieran ser de “personajes autistas”, que se desprenden de la realidad que viven y especialmente de las responsabilidades de sus propios partidos y agrupaciones.

 

Y es que las noticias no mienten: hasta hoy van capturados 673 policías en dos años, eso quiere decir, sencillamente, que la “reforma policial”, y los logros de doña Adelita y de López Bonilla son “tortas y pan pintado”. Se llega al colmo que incluso un grupo de policías que integran la banda “Águilas Negras”, asaltaron a atletas invidentes, y otros que integran las patrullas de turismo antigüeño apoyaban un tumbe de drogas en la Costa Sur.

 

Un matutino del lunes publica un amplio reportaje en donde se menciona que Pérez Molina y su partido Patriota superaron en corrupción al eferregismo, que dicho sea de paso, es el partido que encumbró a la candidata Zury Ríos que hoy hace anuncios con aires de pureza.

 

La semana pasada tuvo lugar un interesante foro sobre el costo social de la corrupción, que es sin lugar a dudas la exigencia ciudadana número uno desde el 16 de abril. El foro fue organizado por OXFAM Internacional y contó incluso con la presencia del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez. Muy poco de las exigencias ciudadanas expresadas en tal foro fue abordado por los candidatos.

 

A partir del 16 de abril, el cúmulo de demandas ciudadanas, mientras cada semana más hechos de corrupción se revelaban, nos dan cuenta que las acciones de reforma del Estado se centran en: reformas al Sistema Electoral y de Partidos Políticos, al Sistema de Justicia y Seguridad, al Servicio Civil y a las Contrataciones del Estado.

 

Todas esas reformas vienen siendo bloqueadas, y más bien han sido bombardeadas por las dos bancadas mayoritarias, que muy poco han trabajado en el 2015, al punto que en el ramo de la Justicia, ya nada se habla al respecto, y las acusaciones en contra de jueces corruptos siguen el ritmo del tortuguismo de la mal llamada “justicia pronta y cumplida”.

 

En lo referente a la reforma del Servicio Civil, por ejemplo, llama incluso la atención que la comisión integrada por el Congreso era presidida por el diputado Pedro Muadi, quien es responsable claro del desorden administrativo y del propio sistema de Servicio Civil que se observa en tal recinto, en donde conserjes y secretarias ganan más que personal técnico calificado.

 

Muy poco de esto se trató en el foro presidencial, y los candidatos evaden con generalidades, siendo que incluso en el caso de Mario David García él pareciera ser ajeno al partido naranja, encumbrando una serie de disquisiciones filosófico-jurídicas que parecieran no responsabilizarse de la hecatombe observada por los propios responsables que lo encumbraron.

 

Y en el manejo de las finanzas públicas ni hablar, la candidata Zury Ríos mencionaba “porcentajes” de la caja fiscal al 31 de diciembre que muestran su poco conocimiento del tema y el candidato rojo arengaba a una reforma tributaria que apuntase a los más pudientes, distanciándose de las dos últimas administraciones cuando todo mundo sabe que él fue presidente por largo rato de la Comisión de Finanzas Públicas y Moneda del Congreso en tiempos de Álvaro Colom.