Martes 17 DE Septiembre DE 2019
Opinión

Los diputados violadores de la Constitución

Hablemos de la defensa institucional en serio, comenzando con los diputados violadores de la Carta Magna.

Fecha de publicación: 18-08-15
Por: Eduardo Antonio Velásquez Carrera

Bajo el liderazgo de un abogado y notario, de las calidades de Flaminio Rolando Bonilla Valdizón, 20 ciudadanos fuimos prevenidos que el Congreso de la República no había cumplido con el Artículo 171, literal d) de la Constitución Política de la República de Guatemala, que literalmente dice: “Artículo 171. Otras atribuciones del Congreso. Corresponde también al Congreso:
d)… Aprobar o improbar anualmente, en todo o en parte y previo informe de la Contraloría de Cuentas, el detalle y justificación de todos los ingresos y egresos de las finanzas públicas que le presente el Ejecutivo sobre el ejercicio fiscal anterior;…”.

 

Es decir, que los diputados no habían cumplido con la “obligación constitucional”, violando, por tanto, nuestra Carta Magna, en un tema crucial como es las finanzas del Estado, ahora que los corruptos gobiernan en varias entidades del mismo, como ha sido demostrado por el Ministerio Público y la CICIG en diversos casos recientes. Sin embargo, la violación a la Constitución Política de la República no había sido realizada únicamente para un período fiscal. Lo habían hecho durante 12 años. El ciudadano Bonilla Valdizón también nos informó que desde la quinta legislatura (14/01/2004-14/01/2008); sexta legislatura, (14/01/2008- 14/01/2012) y séptima legislatura (14/01/2012-14/01/2016), no conocieron, no aprobaron ni improbaron, en todo o en parte, el detalle y justificación de todos los ingresos y egresos de las finanzas públicas que le presentó la CGC y el Ejecutivo sobre el ejercicio fiscal anterior. De tal forma, que todos los diputados y/o diputadas que no conocieron como tampoco cumplieron con la obligación constitucional habían cometido el delito de violación a la Carta Magna, de una forma flagrante y de manera continuada. De tal forma, que Flaminio y los 20 ciudadanos dispusimos interponer una acción constitucional de amparo, que se encuentra en la Corte de Constitucionalidad desde hace dos meses, por lo menos. Pedimos en primer lugar, que se nos amparara provisionalmente, lo cual no fue realizado por la CC; que debe recibir un informe circunstanciado remitido por la Junta Directiva del Organismo Legislativo y no de mandatario no calificado. Es simple, que manifiesten en qué actas del Congreso conocieron dicho mandato constitucional. Además, demandamos que se declare que los diputados integrantes de esas tres (3) legislaturas cometieron “violación” a la Constitución Política de la República de Guatemala, al no conocer los ejercicios fiscales del dos mil tres (2003) al ejercicio fiscal del dos mil catorce (2014), como se los ordena el Artículo 171, literal d) de la Constitución Política de la República de Guatemala. Además, solicitamos que se declare que los diputados cometieron ilícitos penales, tales como: violación a la Constitución, contenido en el Artículo 381 del Código Penal; abuso de autoridad (Artículo 418 del Código Penal), resoluciones violatorias a la Constitución (Artículo 423 del Código Penal); incumplimiento de deberes, contenido en el Artículo 419 del Código Penal, entre otros. Al momento, los signatarios de tal recurso de amparo estamos a la espera de la justicia de la Corte encargada de velar por el cumplimiento de la Constitución Política de la República, como también hoy lo hace el pueblo de Guatemala en vasta mayoría. Hablemos de la defensa institucional en serio, comenzando con los diputados violadores de la Carta Magna, que deben ser procesados y condenados.