Viernes 20 DE Septiembre DE 2019
Opinión

¿Y el debate político?

Se ve poca oferta seria y mucho bla, bla, bla…

Fecha de publicación: 08-08-15
Por: Danilo Parrinello

A menos de un mes que se realicen las elecciones para elegir Presidente, Vicepresidente, Alcaldes y “honorables” Diputados no hay debate político entre los contendientes. No hay discusión de opiniones contrapuestas entre los aspirantes a dirigir el país. Sabemos que si no hay sorpresas participarán 14 binomios de aspirantes a ocupar la Presidencia y Vicepresidencia de la República. He seguido, de cerca, este sui géneris proceso electoral en el que vemos más ambiciones que convicciones, y puedo decir que de los 14 partidos en contienda solamente tres tienen un programa coherente y de conocimiento de la realidad nacional y la situación financiera del Estado que es desastrosa por causa del gobierno, “social demócrata”, de Álvaro Colom y el de este patriotista gobierno del descalabro, la corrupción descarada, el latrocinio y la desfachatez: “pecados” que causaron que por primera vez en la historia prácticamente desapareciera el partido oficial. Entre los aspirantes hay repitentes sin pudor y primerizos soñadores. Hay tres partidos que a mi parecer podrían intentar salvar la situación, aunque uno de ellos lleva tales “alhajas” entre sus miembros, que su programa de gobierno hecho a la carrera, sería más de lo mismo en el remoto caso de llegar a ganar. De los otros dos con programa inteligente de gobierno, solo uno tiene equipo sólido, de gente conocida entre la que aparecen ciudadanos probos que por primera vez se involucran en la cosa pública. El otro ni eso.

 

La ciudadanía ve, escucha y sabe de las próximas elecciones sin ilusión ni esperanza. No se conoce el pensamiento de los candidatos, no se escuchan mensajes que hagan pensar que ellos saben lo que dicen y que pueden llevar al país por un camino diferente. No, no hay ideas y por ello no hay debate, los mejores candidatos no ocupan, a un mes de las elecciones, los primeros lugares. Por su parte los “punteros”, carentes de programas, de ideas y de visión realista, se limitan a ofrecer babosadas que solo los muy ingenuos pueden creer.

 

Imagínese usted un debate público, no amañado (sin enviar las preguntas previamente para que medio puedan contestar), sino un debate abierto en el que se planteara un tema como por ejemplo: los pactos colectivos en salud y educación, y que lo discutieran Manuel Baldizón con Roberto González; o debatiendo sobre política fiscal, Zury Ríos con Sandra Torres. Qué ilustrativo sería enterarnos cómo crearían empleo y discutieran de ello José Ángel López y Miguel Ángel Sandoval. Qué opinarían del salario diferenciado Jimmy Morales y Mario Estrada o qué opinan de la pena de muerte Mario David García y Juan Gutiérrez. Cómo debiera ser la política exterior y lo discutieran Alejandro Giammattei y Chalo Sosa o qué haría Luis Pérez con el Ejército y lo debatiera con Aníbal García. Nada de eso sabremos nunca, porque ya no hay debate, solo anuncios publicitarios como vendiendo calzones o celulares. Qué tristeza.