Domingo 9 DE Diciembre DE 2018
Opinión

Colom causa vergüenza ajena

— EDITORIAL
Más noticias que te pueden interesar

La vergüenza ajena es aquella vergüenza (sentimiento de incomodidad producido por el temor a hacer el ridículo ante alguien) que uno siente por lo que hacen o dicen otros. Sin duda, las recientes declaraciones a la prensa televisiva del expresidente Álvaro Colom (2008-12), en reacción a los señalamientos de la CICIG sobre el “dinero sucio” que ha financiado las campañas electorales de la UNE, así como el pago de favores correspondiente, causan vergüenza ajena. Veamos porqué.

 

Colom dice que si bien sabía de los nexos con el narcotráfico de uno de sus principales financistas, Obdulio Solórzano (asesinado en tiempos de Colom), lo mantuvo como responsable del Fonapaz, porque una supuesta “mesa de crisis” se lo aconsejó así. Colom también afirmó que no denunció a Solórzano porque la misma supuesta “mesa de crisis” le pidió que no lo hiciera. Esto da vergüenza ajena, además de que es una clara confesión de omisión de denuncia.

 

El exgobernante Colom también se refirió a Gloria Torres, cofundadora del partido UNE con su exesposa Sandra Torres y él, diciendo que lo engañó con lo del reiterado trasiego de dinero a través de la oficina de protocolo del Aeropuerto La Aurora. Esto, además de vergüenza ajena, supone una confesión pública de que él sabía lo del referido trasiego de dinero y que lo toleró, posiblemente también aconsejado por la supuesta “mesa de crisis”. En cuanto a los negocios de su Secretario Privado de la Presidencia, Colom dijo que no quiso saber nada de los mismos por respeto a él. Por tanto, Colom reconoció que no se interesó en investigar dichos negocios. ¡Por favor!

 

Colom también se escudó vergonzosamente en la supuesta “mesa de crisis” al ser interrogado sobre las acusaciones del diputado de la UNE Mario Taracena, en el sentido que el régimen de Colom fue infiltrado por el crimen organizado y que en el gobierno de la UNE hubo “cosas gruesas, pero gruesas”, acusaciones que, por cierto, evidencian a Taracena como un testigo clave en el caso del financiamiento político ilícito que está investigando la CICIG y el MP.

 

¡Verdaderamente patético! Colom, además de inepto, es cínico. Lo de inepto se confirma con lo declarado por él mismo a finales del año pasado, cuando dijo: “(…) en la presidencia lo vuelven inútil, todo se lo hacen a uno (…)”.

 

Finalmente, cabe recordar que durante el régimen de Colom se aprobaron gigantescos presupuestos estatales desfinanciados, se duplicó la deuda pública, la deuda pública flotante (no presupuestada) llegó a Q15 millardos y el descomunal gasto público se tradujo en despilfarro, clientelismo, corrupción y en nada para la población. ¡Qué desgracia! ¿Cómo pudo llegar a ser Presidente este individuo?

Etiquetas: