Miércoles 19 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Mis tribulaciones del día

— Jose Rubén Zamora
Más noticias que te pueden interesar

Al asalto del Consejo Superior Universitario

 

Hoy se realiza la segunda vuelta para elegir al representante del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala (CANG) ante el Consejo Superior de la Universidad de San Carlos. Uno de los dos finalistas es el abogado Juan Carlos Godínez Rodríguez, miembro destacado del llamado “Grupo de Mixco”, una cofradía oscura de abogados especialistas en infiltrar y corromper instituciones públicas.

 

Godínez fue secretario municipal del partido Victoria, propiedad de la familia Rivera en Mixco, y que en estas elecciones vuelven por sus fueros bajo la protección del partido Lider. Al dejar el cargo en esa Municipalidad, un extraño incendio desapareció toda la papelería que lo pudo haber implicado en actos de escandalosa corrupción. La CICIG lo ha descalificado en dos ocasiones, la última, el año pasado, por su impresentable trayectoria como abogado y casos demostrados de tráfico de influencias.

 

El día de hoy, Godínez pretende ser electo por el CANG para ingresar al CSU, precisamente para abrir el camino a sus huestes que el año próximo pretenden llegar a la Corte de Constitucionalidad, no solo para “constitucionalizar inconstitucionalidades”, politizar la justicia y obviamente  engordar sus bolsillos sin fondo.

 

 

Impostergable ronda de empresas proscritas

 

Empresas proveedoras y contratistas del Estado, tales como Cohen y Agefinsa; la constructora Sigma, la empresa constructora de los Guerra de Petén, el conglomerado de sesenta y ocho (68) empresas constructoras de Otto Samayoa, las constructoras de Jaime Aparicio, la constructora de Otzoy, la brasileña Oderbercht que salpicó millones sin reservas a mandatarios, funcionarios y a la mayoría de diputados del Congreso; las empresas del cínico lavandero Rodrigo Lainfiesta, las supuestas financieras de Roberto Solís, Font y Stein, deben quedar proscritas de realizar negocios con el Estado de Guatemala, cuyas instituciones, mandatarios y funcionarios han envilecido y corrompido y asaltado vorazmente. Sus bienes patrimoniales deben someterse, sin contemplaciones, a la Ley de Extinción de Dominio.

 

 

No más atol con el dedo

 

Nuestro sistema es obsoleto, siniestro, está agotado y pervertido y es eficaz solo para servir a las mafias criminales y a los políticos corruptos. Derechas e izquierdas con principios y valores, y los ciudadanos decentes debemos colapsarlo y refundarlo, en una primera etapa, dejando de lado los radicalismos políticos y las ideologías, y enfocarnos en la depuración, el rescate y la independencia de la justicia de las manos de los políticos y las mafias; en la edificación de verdaderas instituciones de control que garanticen la rigurosa rendición de cuentas y la transparencia en el uso de los recursos del Estado, para lo cual es indispensable que gocen de independencia política y autonomía financiera; en la elaboración y aplicación de una ley electoral y de partidos políticos que garantice la igualdad de oportunidades de participación.

 

De no ser así, nada tiene sentido. Significa seguir aceptando, deliberadamente, como simples borregos, que nos sigan viendo la cara y dando atol con el dedo, y nos conduzcan por un callejón sin salida construido por engañabobos profesionales.

Etiquetas: