Sábado 20 DE Abril DE 2019
Opinión

El lado oscuro de la fuerza contraataca

— Jose Rubén Zamora

La CICIG acompañada de un sorprendente y admirable Ministerio Público y el apoyo moral incondicional de la sociedad, ha entrado a la cueva de Alí Babá y más de la centena de  ladrones que hay en el Congreso, y estos ya se pusieron a ladrar. Seductores que son, fueron con los magistrados de la Corte Suprema de Justicia a jurarles que hay una mano que mece la cuna: van por los dipu-cacos ahora y luego irán por los jueces y magistrados de las altas cortes. Por estas razones no deben tramitar ningún antejuicio.

 

Los diputados andan con la camisa levantada fraguando escapes al mejor estilo de Houdini. Quieren sacar un punto resolutivo declarando “non grata” a la CICIG por haberles descubierto sus corruptelas y sacarlas a la luz pública. Otros, más radicales, ansían reunir 105 votos y revocar el mandato de la entidad internacional, no obstante que los representantes del Estado viajaron la semana pasada a Nueva York a ratificar su presencia.

 

Hay dos emisarios en Nueva York, por cierto un par de pesos pesados de la diplomacia guatemalteca –no por su experiencia, ni conocimiento diplomático, pues no lo tienen y más bien por su gula insaciable y su exceso de manteca- diseñando estrategias para tratar que Naciones Unidas despida a Iván Velásquez para que sea sustituido por un mequetrefe, mientras que aquí, en Guatemala, evalúan y discuten el camino para enjuiciar a la distinguida fiscal general, señora Thelma Aldana, simplemente, por estar a la altura de las circunstancias del difícil momento político que vive el país.

 

Tan desesperada está la cleptocracia dominante, ese sindicato criminal que nos tiene sometidos y atrapados, que asesorados por dinosaurios como Callejas, Ortega y Letona, han instruido a la Cancillería para que procure el relevo del comisionado de la CICIG ante la ONU.

 

En todo caso, si los corruptos llegaran a censurar a don Iván y a doña Thelma, los declararan “non gratos” o los mal informaran en Nueva York, esto solo representaría una gran medalla para ambos y para los guatemaltecos honestos que han levantado su voz en contra de la corrupción y la impunidad y una gran condena para la cleptocracia en su conjunto.

Etiquetas: