Jueves 20 DE Septiembre DE 2018
Opinión

20 años + de CICIG con + presupuesto

Hasta que se olviden de los dioses de Egipto.

— Gonzalo Asturias Montenegro
Más noticias que te pueden interesar

Casi detrás de cada uno de los documentos de la administración pública hay un acto de corrupción. Igual en los tres organismos del Estado que en las corporaciones municipales y en los entes autónomos y descentralizados. Conservadoramente, el 30 por ciento del presupuesto de gastos del Estado de Guatemala se estima que es opaco. (No lo dice la oposición al gobierno, sino que el Banco Mundial). El cáncer de la corrupción ha sido invasivo, pues no ha dejado tejido sano; y terminal, porque si no se toman medidas correctivas acabará con el país.

 

Es tal la red de corrupción que hasta los que llegan con buenas intenciones quedan atrapados en la telaraña de la maldad. Así, los jóvenes candidatos a diputado propuestos por Creo en las elecciones pasadas, y que llegaban vírgenes al quehacer político, no habían aún asumido el cargo y ya eran “tránsfugas”. Igual el caso de Pedro Muadi, una persona acomodada, y alto dirigente del sector privado organizado, quien en un santiamén supuestamente cayó en la corrupción más burda.

 

En inglés existe el concepto del watchdog, que se refiere a las personas e instituciones que vigilan el quehacer público. Pero aquí, los políticos le darían “bocado” al perro guardián. Por ello, necesitamos más bien el balam maya, o mejor, una pantera que viva hecha una pantera por la corrupción. Y ese watchdog o, en nuestro caso, una pantera vigilante (PV) es un entramado que incluye la aprobación de reformas a las leyes electorales y políticas, a la Ley de Servicio Civil, junto con la transformación de la Carrera Judicial, de entre una larga lista de temas semejantes, a la que también agrego la de la realización de cambios legales, para que los funcionarios que gozan de antejuicio puedan ser investigados, no así imputados, a no ser que se les retire el antejuicio, porque inmunidad no quiere decir impunidad.

 

El mencionado entramado también incluiría la vigilancia de instituciones de la sociedad civil y de la población que despertó en abril pasado, y que, en gran parte, se maneja por las redes sociales, como también la transformación y apoyo al MP y a la Contraloría de Cuentas, incluyendo su parte financiera, y, por último, contar con la CICIG por 20 años más. Luego diré el porqué de ese número de años. El mandato de la CICIG debería de ampliarse a investigar los actos de corrupción, y para ello debería contar con un presupuesto diez veces mayor del actual, porque entendamos que lo que ha descubierto la CICIG no es mas que la mil millonésima parte de la corrupción existente. Es mucho, pero también es nada. Claro que una CICIG con comisionados hechos de la misma masa que Iván Velásquez, porque contar con Castresanas y Dall’Aneses (que gozaron de años sabáticos en el lugar del mejor clima del mundo), solo lleva a urgir que la Comisión regrese con sus bártulos a Nueva York.

 

Antes me referí a 20 años de permanencia de la CICIG, y ahora explicó el porqué. Cuando los hebreos salieron de Egipto, deambularon durante 40 años por el desierto, para que cuando llegaran a la tierra prometida ya hubiera surgido una nueva generación que no supiera nada de los dioses de Egipto. Pues, con 20 años de CICIG, con los apoyos colaterales descritos, se iría moralizando el quehacer público y surgiendo una nueva generación que haya olvidado a los dioses de Egipto. Creo que no necesitaríamos de 40 años, sino que bastaría con 20. Y, si necesitamos 40, ¡pues, que sean 40! De lo contrario, se repetirá la depuración del Congreso, realizada después del Serranazo, cuyos efectos duraron muy poco porque más luego que tarde todo siguió igual o peor que antes.

 

La alternativa que propongo se contrapone a todas aquellas que hemos manejado, y que no sirvieron sino para agravar más la situación. Esta opción también va mas allá de las cortoplacistas y unidimensionales del bisturí y del hacha, pues se necesita de algo pluridimensional, que se extienda en el mediano y largo plazo. ¡La tarea es grande pero asequible!

 

gasturiasm@gmail.com

Etiquetas: