Jueves 1 DE Octubre DE 2020
Oculta

Severo

Fecha de publicación: 10-09-20
Por: Eduardo Antonio Velásquez Carrera

Marco Augusto Quiroa, escribió que: “Un día, con una mano señaló la pintura ‘Puente de Los Chocoyos’ y con la otra confirmó los pistos que llevaba en el bolsillo. Lo quiero, dijo más serio que un revólver y se acercó a leer los versos escritos en una esquina:

‘Bajo el puente centenario/de hiedras y calicanto/pasa el agua, pasa el tiempo/y hasta cristo el viernes santo’.

Le tuve que retorcer el brazo para que lo aceptara, como una prueba de amistad. El día que llegó con ‘La Patria’ en una bolsa de papel manila, hablamos del pasado metido en esa cárcel de papel y tinta, del presente pródigo en represión y exilio, y del futuro que alumbraba el proyecto revolucionario. Cuando me asomé a la ventana del quinto piso, lo vi cruzar la sexta calle rumbo al Peladero y los zanates del Parque Centenario, se arreglaba el cuello de la chaqueta para protegerse de la llovizna que mojaba el ronco repique de La Chepona. Terminé de leer las últimas palabras de la dedicatoria ‘…algunas de mis mejores páginas se parecen a algunos de sus mejores cuadros’. Ahora, su recuerdo y su libro están vivos. Él también”.

Ahora que se conmemoran, el 10 de septiembre de 2020, los cincuenta años de publicación de ‘“La patria del criollo. Ensayo de interpretación de la realidad colonial guatemalteca”’ de Severo Martínez Peláez, por la Editorial Universitaria de la Usac, la doctora Iricel Martínez Mazariegos, hija del gran historiador, nos ha compartido una fotografía del famoso cuadro, del maestro Marco Augusto Quiroa. En homenaje a la memoria de estos dos baluartes de la cultura guatemalteca, lo compartimos para que la mayoría de guatemaltecos puedan apreciarlo.

Nueva Guatemala de la Asunción, 10 de septiembre de 2020.