Sábado 4 DE Julio DE 2020
Oculta

El hogar de la gráfica

Con esfuerzo, el TEGG se mantiene vigente a pesar de la pandemia.

Fecha de publicación: 29-05-20
Por: Jaime Moreno De León/elPeriódico

La gráfica es una de las ramas de las artes visuales que permite gran difusión. Es seriada y su precio de mercado es menor. Por tal motivo, puede llegar a más públicos. Además, diversos artistas han incursionado en sus caminos.

En el país, el Taller Experimental de Gráfica Guatemala (TEGG) se mantiene firme en la batalla. Desde hace más de diez años está activo y la pandemia lo ha puesto contra las cuerdas, pero la convicción de sus miembros lo sostiene en pie. “El TEGG se originó a partir de una iniciativa del colectivo La Torana, en 2006, ante la necesidad de un espacio autónomo y gestionado por artistas para la producción y difusión del grabado”, comenta el artista Erick Menchú, miembro actual del equipo.

A lo largo de este tiempo, la institución ha realizado exposiciones y ha trabajado al lado de diversos artistas para proyectos especiales. De esa cuenta, el TEGG ha hecho rescate de la gráfica de Dagoberto Vásquez y Aníbal López. También colaboró con Mariadolores Castellanos, Isabel Ruiz, Moisés Barrios y más. “El grabado es una pasión para muchos artistas, por sus características artesanales y gregarias alrededor de un taller. Como disciplina artística es muy importante en la formación académica de cualquier artista visual”, apunta Menchú.

El TEGG comenzó a funcionar en 2007 y desde entonces realiza trabajos de impresión y de formación. “Al ser un proyecto autónomo y autosustentable, todo el financiamiento del taller proviene de ingresos por servicios, venta de obra gráfica y venta de materiales”, puntualiza Menchú. La pandemia ha reducido los ingresos casi al mínimo. Además, las clases de grabado están suspendidas. “Los últimos meses, el taller ha logrado sobrevivir haciendo malabares con los pocos ingresos y con los fondos de los miembros actuales”, finaliza el artista.