Sábado 22 DE Febrero DE 2020
Oculta

Adiós al maestro Luis Carlos

El artista nacional murió el lunes.

Fecha de publicación: 22-01-20
Por: Redacción Oculta / elPeriódico

Las manos que se alzan en el corazón del Centro Cívico quedaron sin padre esta semana. El artista Luis Fernando Carlos, más conocido como Luis Carlos, murió el lunes. Tenía 69 años y una vida dedicada al arte sobre sus hombros. A lo largo de su vida se dedicó al trabajo escultórico y se embarcó en un viaje que lo llevó a distintos países, a fundar una galería y a moldear decenas de figuras bajo su visión personal de la realidad.

Carlos nació en 1952 y tuvo una formación completa en el mundo de la agricultura como negocio familiar. No obstante, el uso de sus manos más que para sembrar tomó forma cuando descubrió que podría también moldear figuras. Esto lo motivó a emprender el camino del arte y pronto se mudó a México para estudiar en la Escuela Nacional de Bellas Artes de ese país. Tras 13 años de residencia en este territorio, volvió a Guatemala en 1981 con una carrera ya sustentada.

Gracias a su experiencia, logró adquirir una colección de artes visuales conformada por piezas de Miró, Tamayo y otros. Con este grupo de piezas comenzó también la aventura de su propia galería, la cual fundó junto con su segunda esposa. Le dieron el nombre de Plástica Contemporánea y fue hogar de numerosas exposiciones a lo largo de los 14 años que duró el proyecto. Al tiempo, también desarrolló un taller de fundición de bronce, desde el cual sirvió como plataforma para sus obras y las de otros artistas.

La obra de Carlos se encuentra en colecciones privadas del país y el extranjero, en lugares como Francia, México, España, Panamá, Estados Unidos y Venezuela. También tiene obra pública, siendo las manos de bronce la más conocida en el imaginario nacional. Esta representa dos brazos que se juntan en posición de receptáculo y fue elaborada para conmemorar el segundo aniversario de de la firma de los Acuerdos de Paz. El original, que se conserva en el Patio de la Paz del Palacio Nacional de la Cultura, tiene varias reproducciones. La más conocida es la versión monumental que se encuentra al centro de la fuente que divide el Centro Cívico y el Centro Histórico, en la zona 1.

Tras el anuncio de su muerte, las muestras de condolencia se hicieron presentes en redes sociales. Artistas y personas allegadas a la cultura mostraron su pesar por el fallecimiento del artista. En tanto, el Ministerio de Cultura emitió un comunicado en el que lamentó el deceso de Carlos y recordó que el artista se había hecho acreedor al premio centroamericano 15 de septiembre, así como otros reconocimientos nacionales y extranjeros.