Martes 22 DE Octubre DE 2019
Oculta

Woody está de vuelta

Una de las franquicias más aclamadas de Pixar aterriza en las salas con su cuarta entrega formal.

Fecha de publicación: 18-06-19

Esta semana llega a los cines Toy Story 4, la nueva entrega de la saga más emblemática de la factoría Pixar que retoma las aventuras de Woody, Buzz, Rex y compañía. Un filme en el que el entrañable vaquero, al que en su versión original vuelve a poner voz Tom Hanks, se enfrentará “a una situación totalmente nueva para él” en la que deberá salir “fuera de su zona de confort”.

“La historia de Toy Story es en gran parte la historia de Woody”, afirma en una entrevista concedida a Europa Press Jonas Rivera, el productor del filme, en la que adelanta que la gran novedad de esta cuarta entrega es que es “un viaje totalmente diferente para Woody”.

Y es que, a pesar de que en las tres primeras películas “ha intentado hacerlo todo bien, y ha salido adelante con trabajo, sinceridad… Woody no es perfecto”. “Ha cometido algunos errores por el camino. Pero afortunadamente ahora goza de una segunda oportunidad, una nueva vida junto a otro niño”, apunta el productor que recuerda que al final de Toy Story 3, después de estar años con Andy, Woody y el resto de la pandilla pasan a manos de Bonnie.

El reencuentro más esperado

“Y ahora Woody es está en una situación nueva, ya no es el juguete preferido, le quieren… pero ya no está al mando. ¿Cómo va a reaccionar? Esa es la gran cuestión de Toy Story 4. Es un viaje diferente para Woody”, señala Rivera que también adelanta algunos detalles del reencuentro más esperado de la saga: el del propio Woody con Bo Peep.

Tras su ausencia en la tercera entrega, la pastorcilla ha cambiado mucho durante estos años convirtiéndose en alguien muy independiente y aventurera, capaz de desenvolverse sin problemas en el mundo exterior. “Encontraremos una Bo muy diferente, no será la que recordamos de anteriores películas”, avisa el productor que asegura que será “un momento crucial” para Woody porque perder a Bo es algo que “siempre le ha perseguido”. “Esta película nos da la oportunidad de mostrar qué pasó, cómo pasó eso y qué impacto tiene en Woody que ella vuelva a su vida”, apunta.

Además, el retorno del personaje será también un “golpe de realidad” para el protagonista, puesto que Bo “ha vivido muchas experiencias diferentes, ya no está en una habitación, ha visto mucho mundo…” lo que contrasta con Woody que “vive en una especie de negación del mundo exterior, porque nunca ha vivido esa experiencia de perderse afuera.

EL GRAN SECRETO DE TOY STORY

Precisamente es en esos sentimientos, en esas emociones “tan humanas” que viven los personajes de Toy Story, donde reside, según Jonas Rivera, el gran secreto del éxito de una franquicia que con sus tres películas anteriores ha recaudado casi US$2 millardos en taquilla y que 25 años después aún aspira a cautivar a grandes y pequeños.

“Sus personajes no son solo juguetes monos, tienen verdaderas emociones humanas, nuestras mismas preocupaciones, y los espectadores ven en ellos algo con lo que se pueden identificar. Es de eso de lo que nos sentimos más orgullosos”, sentencia el productor, uno de los veteranos dentro de Pixar que adelanta que el futuro del estudio “va encaminado más hacia el contenido original” y no tanto hacia las secuelas que han marcado los últimos años con títulos como Buscando a Dory, Cars 3 o Los increíbles 2.

“No hay necesariamente un plan para equilibrar secuelas con contenido original. Los proyectos llegan a nosotros y algunas ideas son originales, otras son secuelas…”, apunta Rivera que ve dentro de Pixar “una tercera generación de creadores” que emergen “con nueva voz y nuevos estilos”. “Creo que en los próximos años veremos cosas muy diferentes y muy originales en Pixar y eso es algo que nos emociona a todos”, concluye.