Domingo 16 DE Junio DE 2019
Oculta

Música Grande, a restauración

Una de las piezas maestras de Efraín Recinos será restaurada.

Fecha de publicación: 13-06-19

En los pasillos del Museo Nacional de Arte Moderno Carlos Mérida hay un tanque; o una marimba; o ambos. Gracias a sus formas curiosas, imponentes, amenazantes, la pieza Música Grande de Efraín Recinos se ha ganado estas descripciones a fuerza de permanencia y de encontrar sitio en la mirada curiosa de los visitantes. Ahora, debido a delicado estado de conservación, el museo inicia un ambicioso proyecto de restauración.

Los trabajos fueron presentados formalmente ayer. CREA, el brazo de restauración de bienes culturales de la Fundación Rozas-Botrán, será la entidad encargada de llevar a cabo los trabajos. En el acto estuvieron presentes autoridades tanto ministeriales como de la institución benéfica.

La obra data de 1970 y está descrita como madera ensamblada. Esto significa una serie de empalmes con secciones de distinto grosor, forma y tipo de madera. El pino, el cedro y el sauco combinan con durapanel y plywood para dar forma a la escultura. Según amplía la Fundación, “está compuesta por figuras humanoides que muestran los dientes como enardecidos y su mirada es eufórica. En sus manos sostienen cañones y batones, elementos bélicos y represivos utilizados por las autoridades para ejercer control de forma violenta”. Estas formas se combinan con las teclas que se esparcen por la figura, referencia clara hacia uno de los referentes de la identidad nacional. No obstante, el carácter de la pieza es denuncia y se ha mantenido como un testigo firme de épocas oscuras y de conflicto. Como aliciente para el trabajo de recuperación que recién empieza, desde el museo se anunció también el hallazgo de dos pies faltantes al conjunto (actualmente solo están en su sitio cuatro), los cuales también podrán ser reintegrados.