Miércoles 26 DE Junio DE 2019
Oculta

“Sentí que la música era una manera de hablar sobre la justicia, la equidad y el respeto hacia los pueblos” Sara Curruchich

La cantautora nacional Sara Curruchich regresa a la escena con un nuevo sencillo. Es parte de un camino que comenzó hacia 2013 y que ha andado paso a paso. La siguiente parada en su viaje personal es la presentación de un disco. El material fue grabado a lo largo de este año y espera ver la luz en marzo próximo. Sara, quien ha pisado escenarios tanto nacionales como extranjeros, espera que su música llegue a las personas para abrazarlas. En esta entrevista habla sobre su nuevo tema, así como sus planes e intereses.

Fecha de publicación: 28-12-18
Por: Jaime Moreno De León

¿De qué va el nuevo sencillo?

– La canción se llama Entre la gente. Nació junto con el cantautor cubano Raúl Paz. La grabamos el año pasado y este terminamos de masterizarla. Surgió por sentir directamente la fuerza de los pueblos, en mi caso del pueblo kaqchikel. He tenido la oportunidad de compartir con algunos pueblos de Guatemala y otros países y resulta que cuando conocí a Raúl, él decía que se sentía muy identificado con esta luz y esta esperanza que los pueblos transmiten. Él sabía que muchos de los pueblos viven en una constante opresión, con una violencia fuerte, pero que han seguido bastante unidos y a pesar de todo tratan de tener esperanza. De ahí surgió la canción. Él, desde sus encuentros y el aprendizaje, y yo, que también he compartido con la gente, compartimos ese mismo sentimiento de agradecer y de visibilizar esa esperanza. Nos hace saber que no estamos solas ni solos en la vida, en nuestra estadía en la tierra.

Así surgió Entre la gente. Estoy contenta. Me hace pensar mucho en las comunidades, en la niñez y la juventud, que a pesar de las desigualdades siempre trata de mantener sus sueños y lucha por ellos.

¿Cómo ha sido tu carrera?

¿Cómo iniciaste en la música?

– Siempre me gustó la música, pero a escribir mis propias canciones comencé a finales de 2012. En 2013 hice la primera presentación de mis únicas dos canciones. Algo que quería cantar era sobre temas que regularmente no se escuchan o ya no se escuchan. Existen canciones que están escritas para la tierra, para la naturaleza. Yo quería ser parte de eso, hablar de ese amor, de un amor diverso que nos pudiera conectar directamente como seres humanos. También tuve un proceso. La música me ayudó a reafirmar quién soy; mujer indígena maya Kaqchikel. Comencé a escribir sobre los pueblos porque como mujer indígena quizá no conozco las realidades que tienen los pueblos, pero desde mi cotidianidad y mi visión aún existe un fuerte rechazo hacia los pueblos indígenas y una opresión fuerte. Hay mucho racismo y mucha discriminación. Sentí que la música era una manera de poder compartir mensajes que pudiesen hablar sobre la justicia, la equidad, la igualdad y el respeto hacia los pueblos. También sobre los derechos. Nosotras las mujeres indígenas hemos sido rechazadas por ser mujeres y nos han negado bastantes oportunidades. También trato de abordar la defensa de los derechos de las mujeres indígenas. Comencé a escribir sobre todo eso. Desde 2013 vengo escribiendo sobre estos temas, que son cotidianos. Sé que muchas mujeres y pueblos están pasando situaciones así, que tienen esa sensibilidad con lo que les rodea. Quiero compartir eso.

¿Cómo ha sido el buscar espacios, sobre todo en el mercado nacional?

– Hasta el momento hemos trabajado de manera independiente. El año pasado hicimos una gira comunitaria para compartir con los pueblos. La mayoría de grupos que llegan no siempre van a las comunidades más lejanas. Mucha de la gente no tiene la oportunidad de ser parte de un espacio para compartir sus creaciones. Esa experiencia fue la que más visibilizó ese trabajo comunitario. Es justamente como hemos trabajado desde que yo empecé. En ese entonces yo trabajaba sola. Desde 2016 conocí gente que me ayudó en este proceso y todo ha sido así: conocer a alguien, tener apoyo.

¿Cómo ha sido la recepción de tu música más allá de Guatemala?

– Me han recibido bastante bien. Desde mi percepción veo que les gusta. En algunas ocasiones no es que sienta que la vean de mala manera, sino que están extrañados de que una mujer indígena participe en algunos festivales y conciertos. Quizá ignoran la realidad de que los pueblos indígenas existimos. La mayoría de gente la ha recibido bien; les parece bonita y me lo han hecho saber. Me da fuerza y esperanza para seguir compartiendo mi música, no solo aquí en Guatemala sino en todo el mundo. La música es para toda la gente. No tiene un espacio o un destino. Como compositores, escribimos algo para que tenga alas y para que viaje, así nosotros y nosotras no.

Comalapa es un lugar con gran tradición de artistas, no solo en el plano musical. ¿Cómo empatan las artes en general con el movimiento de resistencia de los pueblos indígenas?

– Al hablar de Comalapa en específico están los hermanos Poyón, que son artistas visuales y que tienen un vínculo cercano con la comunidad. También hay grupos que comienzan a hacer reivindicaciones desde lo musical hacia lo ancestral para hablar de cómo esta es una riqueza muy grande de los pueblos indígenas, desde nuestras abuelas y abuelos. Definitivamente, de esa manera, visibilizando eso a la niñez, también comienza a comprenderse ese sentimiento que los pueblos han tenido. La música, o el arte, no es la excepción. De hecho, ha sido una de las herramientas más fuertes de resistencia. En Comalapa, sobre todo en estos últimos años, se ha visibilizado mucho una ola de músicos. Ha sido impresionante, no solo cuando tocan sino cuando hablan. La gente no simplemente se enorgullece de saber que sus raíces son esas, también les hace comprender y pelear por ese derecho que es tan importante para los pueblos.

¿Quién escucha tu música?

¿A quién esperarías llegar?

– Creo que no puedo decir exactamente quiénes me escuchan, pero desde los pueblos he recibido mucho apoyo. He estado haciendo conciertos en el lado de occidente, pero he tenido muy bonitos mensajes que de repente me sorprenden desde Jutiapa, por ejemplo, donde nunca he hecho un concierto. Me alegra mucho, la música viaja. Quisiera que la música viajara a todos los lugares posibles para abrazar a la gente.

Más allá de la nueva canción, ¿cuáles son tus planes a futuro?

– El próximo año, en marzo, haremos el lanzamiento del primer disco. Se llamará Somos. Fue producido con Gambeat, quien es un director musical que ha guiado a bastantes grupos de Europa y ha trabajado como bajista de Manu Chao. Trabajamos con él, también con otros artistas de Europa. Trabajamos con Amparo Sánchez, que es una mujer valiente y quien comparte también una lucha bastante fuerte. Es un disco que ha tenido bastante corazón. Esperamos que la vida nos acompañe. El año pasado, antes de comenzar la gira comunitaria, un mes antes, tuvimos la oportunidad de ir a Cuba a grabar esta canción. Silvio Rodríguez estaba haciendo conciertos de barrio. Tenía el escenario ahí y estaban todos sus músicos. Toda la gente estaba ahí, tan cerca, subida al techo de sus casas. Cuando terminó el concierto, Silvio bajó a hablarle a la gente. Lloraban, le decían que él era el cantante de la gente pobre porque nunca nadie antes había llegado a su barrio. Para mí fue algo que fue impresionante. Me tocó el corazón. Me hizo pensar en lo que queríamos construir en las comunidades.

ESCUCHE

El tema Entre la gente está disponible en YouTube. Puede ubicarlo en la plataforma de videos al buscar Sara Curruchich.