Jueves 22 DE Agosto DE 2019
Oculta

“Nacionalidad Guatemalteca” a restauración

El icónico mural de González Goyri en el IGSS será restaurado.

Fecha de publicación: 26-10-18
Por: Jaime Moreno De León elPeriódico

Roberto González Goyri vigila los dos flancos de una parte de la 7a. avenida. Lo hace desde la memoria, desde la permanencia de dos de sus obras monumentales: los murales de la fachada del Banco de Guatemala y el mural a nivel de calle en el Instituto Guatemalteco del Seguro Social (IGSS). Ahora, el mural de la institución de salud será objeto de un proceso de restauración que inició ayer.

La pieza que el maestro González Goyri erigió en el IGSS es La Nacionalidad Guatemealteca, un mural de grandes proporciones elaborado en concreto. Para 1959, año en el que fue finalizado, esta técnica era tan novedosa como el estilo mismo de los edificios que la rodean. La obra es parte del complejo del Centro Cívico, un conjunto de edificaciones pensadas bajo el concepto de la Modernidad y que hoy son patrimonio nacional. Según explicaba el propio artista, la técnica “consiste en elaborar un mural al revés, directamente sobre la formaleta haciendo las veces de negativo. La idea era al mismo tiempo, que la fundición copiara los accidentes de la madera”. A esto se le conoce como “verdad al material: no hacerlo aparentar como si fuera una talla en piedra”. Goyri fundió los elementos por separado y luego los armó sobre el espacio.

Tras casi 60 años y pese a intervenciones anteriores, La Nacionalidad Guatemalteca presenta algunos daños en su estructura. Se trata de faltantes de concreto y fisuras en varios de los elementos que conforman esta narración lineal en la que se cuenta el devenir del país, desde el mundo natural y prehispánico hasta las luchas sociales del siglo XX, pasando por el choque entre lo hispánico y lo maya y el periodo colonial. Como forma de preservación, el IGSS comenzó ayer por la mañana con los trabajos de restauración.

 

En el evento estuvieron presentes autoridades de la institución, así como familiares del artista. Luis Alfredo Iriarte, arquitecto encargado del proyecto, explicó que la idea principal es darle a la obra un mejor futuro. “El mural está en buenas condiciones. Hay unas pequeñas grietas que van a ser reparadas”, apuntó al finalizar la actividad. Además, explicó que el proceso implica limpiar la estructura, “sacar la microflora”, y reparar con concreto y un aditivo que garantice que los problemas actuales no se repitan. Sobre los problemas, Iriarte refirió que el concreto tiene el problema de la lluvia ácida. “Penetra y hace que el hierro se oxide. Al oxidarse se infla y al inflar, rompe”, explicó.

Por su parte, Carmen de González, viuda del artista, pronunció algunas palabras durante el evento. “Con el inicio de los trabajos de restauración de este mural, no solo hay una puesta en valor de dicha obra por sus calidades estéticas y artísticas excepcionales, sino también es un respaldo para la conservación del patrimonio”, expresó. Además, como representante de la Asociación González Goyri para la Cultura, De González dijo que esperan que “esta puesta en valor del mural abra el camino para que más adelante otras instituciones imiten el ejemplo del IGSS con la restauración de los otros murales que pertenecen al Centro Cívico, para que el mismo sea declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad en el corto plazo”. Los trabajos comenzaron ayer y, según las autoridades, se extenderán por tres meses.