Jueves 18 DE Abril DE 2019
Oculta

El español se analiza en Washington

Arrancó el principal congreso de la lengua en tierras norteamericanas.

Fecha de publicación: 06-10-18
Por: EFE

La lengua española es la protagonista en más de 50 ponencias y eventos que se desde ayer en el marco del II Congreso de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (ANLE), donde se reunirán expertos y académicos de todo el mundo. Bajo el título El español, lengua, cultura y poder del EE. UU. hispánico, el evento, que se celebra en la Biblioteca del Congreso, aborda “los desafíos” que afronta la lengua española en territorio estadounidense y ahondará en su impacto en un país que es el segundo del mundo con más hispanohablantes.

“Uno de los objetivos precisamente de la Academia Norteamericana de Lengua Española es documentar y dar a conocer esa presencia, esa historia, esa cultura hispana de los Estados Unidos, y este Congreso se encuadra en ese objetivo general”, explicó a EFE el presidente de la ANLE, Luis Alberto Ambroggio.

Ambroggio insistió en que más allá de la lengua, muchas de las raíces hispanas de EE. UU. se desconocen tanto en el mundo latino como en el anglosajón, y destacó la importancia de mostrar esa parte de la historia. “Por ejemplo, el hecho de que los hispanos estuvimos aquí en el año 1513, mucho antes de que llegaran los peregrinos, o que la ciudad más antigua del país es San Agustín, una ciudad hispana”, relató.

“El que puso la primera piedra en la Casa Blanca es un inmigrante hispano, Pedro Pablo Casanave, que fue alcalde de Georgetown y escogió un 12 de octubre de 1792 para colocar la primera piedra en la Casa Blanca, por eso nuestra capital es Washington, Distrito de Columbia (en honor a Colón)”, agregó.

Además de esas historias desconocidas, los expertos y académicos también analizarán los retos para preservar el español en los distintos países donde se habla, una tarea que Ambroggio defendió como “dinámica” y lejos del “puritanismo”.

En un lugar como EE. UU., donde predomina el inglés, los peligros de la contaminación lingüística del español son mayores, pero, aseguró, hay que reconocer que la lengua evoluciona.

Etiquetas: