Sábado 20 DE Octubre DE 2018
Oculta

La concha de oro está en juego

Ayer arrancó la cita española en el circuito de festivales de cine.

Fecha de publicación: 22-09-18
Por: Á. Villalobos/AFP
Más noticias que te pueden interesar

El reclamo de una mayor presencia femenina en la industria y el desfile de estrellas consagradas y emergentes en torno a temas muy diferentes dominarán el Festival de cine de San Sebastián, que arrancó ayer en esa ciudad del norte de España.

Del 21 al 29 de septiembre, 18 películas competirán por la Concha de Oro, el máximo galardón de este festival que se define como “el más pequeño de los grandes”, después de Berlín, Cannes y Venecia. Otras 12 cintas lo harán en la sección Horizontes Latinos, consagrada al cine latinoamericano.

La cita en la ciudad vasca arrancó con una de las caras más célebres de este festival: la del actor argentino Ricardo Darín, coprotagonista de la película El amor menos pensado, una reflexión sobre el amor y el matrimonio dirigida por su compatriota Juan Vera.

Las temáticas serán diversas entre las 17 producciones restantes: un enredo amoroso en L’homme fidèle, del francés Louis Garrel, la lucha contra los narcos filipinos en Alpha, the right to kill, de Brillante Mendoza, la historia del bailarín cubano Carlos Acosta en Yuli, de la española Icíar Bollaín, o la vida de provincias en Argentina de la mano de Benjamín Naishtat y su nuevo largometraje, Rojo.

Una programación que va “en diferentes direcciones, para mostrar lo que está pasando en el mundo del cine”, tal como comentó recientemente el director del festival, José Luis Rebordinos.

Unos 175 mil espectadores son esperados a lo largo de nueve días en San Sebastián, que en su 66 edición verá desfilar por la alfombra roja a las actrices francesas Juliette Binoche y Laetitia Casta, al actor canadiense Ryan Gosling y al británico Robert Pattinson.

Igualmente irán a la cita, para presentar sus películas, el mexicano Alfonso Cuarón, flamante triunfador de la Mostra de Venecia con Roma, la libanesa Nadine Labaki (Capharnaüm) y el francés Jacques Audiard, con su primera producción en inglés, The Sisters Brother.

Por segundo año, habrá producciones distribuidas en la plataforma Netflix, una opción que todavía es tabú en Cannes, y se presentará una serie, la española Gigantes, sobre una familia de narcos.

Una carta por la paridad

La gran novedad será el reclamo de una mayor presencia femenina, en la estela del movimiento MeToo originado hace apenas un año en Hollywood y que llama la atención sobre el hecho de que de las 18 producciones a concurso oficial, solo cinco están dirigidas por mujeres.

Por ello, se firmará el domingo una carta por la paridad y la inclusión de las mujeres en la industria cinematográfica.

En esta, el festival asumirá los compromisos de “compilar estadísticas desagregadas por género”, para analizar mejor la presencia de proyectos liderados por mujeres, establecer un calendario para alcanzar la paridad en los órganos ejecutivos, y comunicar anualmente sobre los progresos realizados, tal como explicó en un comunicado.

El jurado oficial estará presidido por el director norteamericano Alexander Payne, famoso por la película Entre copas, un homenaje al mundo del vino.

Lo acompañarán la actriz española Rossy de Palma, el argentino Nahuel Pérez Biscayart, la productora islandesa Agnes Johansen, la directora de fotografía barcelonesa Bet Rourich y el realizador rumano Constantin Popescu.

Como cada año, el festival premiará a una serie de figuras en reconocimiento a su trayectoria. Serán la actriz británica Judi Dench –“M”. en la saga de James Bond–

el estadounidense Danny DeVito y el director japonés Hirokazu Kore-eda.

Etiquetas: