Sábado 17 DE Noviembre DE 2018
Oculta

Venecia: éxito para Cuarón y para Netflix

El León de Oro recayó en “Roma”, de Alfonso Cuarón. Es un triunfo para el cine latinoamericano y para el “streaming”.

Fecha de publicación: 10-09-18
Por: María Luz Climent/DPA
Más noticias que te pueden interesar

El mexicano Alfonso Cuarón hizo historia el sábado no solo por conquistar el primer León de Oro para una película mexicana, Roma, en los 75 años de historia del Festival de Venecia, sino también porque se trata de la primera producción de la plataforma de streaming Netflix que se hace con el gran premio de uno de los certámenes de cine más prestigiosos del mundo.

Cuarón, de 56 años, no deja de ser pionero. Fue también el primer latinoamericano en levantar el Oscar al mejor director en Hollywood y ahora se lleva a su México natal un León de Oro que el año pasado levantó su amigo Guillermo del Toro por la estadounidense La forma del agua.

Roma, un personal y conmovedor retrato
en blanco y negro de su infancia en la ciudad de México, está protagonizada por la actriz no profesional Yalitza Aparicio y la intérprete de teatro Marina de Tavira.

Además está dedicada a la Libo, la niñera que lo cuidó de pequeño. “Esta película, Libo, es el producto de mi inmenso amor a ti, a mi familia y a México. Gracias, gracias, gracias”, dijo el realizador tras alzar el premio y recordar que hoy era el cumpleaños
de Libo.

Guillermo del Toro, en su calidad de presidente del jurado que otorgó los premios, explicó en rueda de prensa que una de las razones por las que este drama se impuso al resto de las 20 candidatas al premio fue porque constituye “un fresco y a la vez un retrato íntimo que conviene recuperar” de México.

“Para entender el presente tenemos que entender el pasado y llegar a un futuro donde no repitamos ciertos errores”, indicó Del Toro, quien defendió de nuevo su imparcialidad a la hora de juzgar la película. “Fue una decisión unánime de todo el jurado. Nueve contra cero”, insistió.

El premio a la producción de Cuarón supone además un espaldarazo a las producciones de las plataformas de streaming, que están cambiando radicalmente el sector cinematográfico. Las películas pasan a ser mostradas en las plataformas y queda en un segundo plano el lanzamiento en salas. En el pasado Festival de Cannes, Roma quedó fuera de la competición por el desacuerdo al respecto entre los organizadores del certamen y la plataforma de streaming.

 

Ante los agoreros anuncios del fin del cine en las salas, Del Toro aseguró que no cree que con este premio se dé el inicio del fin de nada. “Es la continuación del proceso iniciado hace más de cien años. Hacer declaraciones demagógicas no sirve para nada”, indicó.

Durante la presentación de su película,  Cuarón ya había advertido que el futuro del cine pasaba indefectiblemente por los dispositivos caseros. El cineasta considera que una historia en blanco y negro, hablada en castellano y mixteco, tiene más posibilidades de tener eco si además de ser mostrada en salas llega a los más de un centenar de países que integran la red de Netflix.

“Uno tiene que pensar en la película a largo plazo. La gente tendrá opción de sala, pero lo que es realmente importante es que la película tenga un cierto impacto para que con el paso del tiempo no se pierda”, dijo entonces el realizador.

Mientras, Venecia muestra por su parte que sigue a la vanguardia del séptimo arte. Las plataformas de streaming dan un golpe en la mesa haciéndose valer como los nuevos actores a tener en cuenta en Hollywood o donde sea.

Etiquetas: