Miércoles 26 DE Septiembre DE 2018
Oculta

Volpi repasa el caso de Florence Cassez

Para muchos mexicanos fue una injusticia. Para muchos franceses finalmente se hizo justicia cuando en enero de 2013 su compatriota Florence Cassez salió de la cárcel y regresó a su país tras pasar siete años entre rejas por su presunta implicación en un caso de secuestros.

Fecha de publicación: 13-03-18
Más noticias que te pueden interesar

Es el tema que aborda Una novela criminal, del mexicano Jorge Volpi y distinguida con el Premio Alfaguara de Novela. Volpi presentó ayer el libro y conversó con DPA sobre la trama.

¿Por qué quiso escribir esta historia? 

– Después de muchos años de observarla de lejos me pareció un caso emblemático para retratar también a México en su conjunto. Ver a México a través de su sistema de Justicia y de este caso en particular.

Entonces México no sale nada bien parado.

– No, por supuesto que no. Nuestro sistema de justicia es profundamente ineficaz, mal diseñado, mal implementado, con una enorme corrupción y con una práctica constante de la tortura. Hay que decir que ha habido un avance, que se menciona apenas en el libro. En el 2008 se aprobó una reforma en México para cambiar del antiguo sistema inquisitivo escrito a un sistema acusatorio oral, que defiende ya la presunción de inocencia. Pero desde el 2008 hasta ahora, que ya han pasado diez años, apenas estamos implementándolo todavía con muchas resistencias. Sí es un avance, pero todavía seguimos muy atrasados en el sistema de justicia.

¿Si no se avanza en la justicia no se avanza en ningún otro campo de la democracia? 

– Este es uno de los problemas centrales del país, los otros son la justicia o la inequidad y la violencia, que también tiene que ver con un sistema de justicia tan ineficaz.

 

Una novela criminal se centra principalmente en el caso Florence Cassez y el lector se pregunta ¿Y Vallarta qué? Ella fue liberada, pero él no. Hay una disparidad. 

– Ella está libre desde hace seis años y en cambio él lleva doce años en la cárcel sin tener ni siquiera una sentencia de primera instancia. Y además en una cárcel de máxima seguridad, lo cual es absolutamente irregular para alguien a quien no se le ha comprobado ningún delito y que por lo tanto es presuntamente inocente. Los críticos del caso hablan de una doble justicia, una justicia para una francesa apoyada por su presidente, que le consiguió los mejores abogados francés y mexicano, frente a un mexicano abandonado a su suerte, con abogados de oficio.

Una gran parte de los mexicanos sigue considerando injusta la excarcelación de Cassez. ¿Cómo cree que va recibir el público mexicano este libro?

– En México se va leer muy distinto. Fuera de México y de Francia se va a leer de otra manera. Va a ser muy polémico, ya lo está siendo. Antes de que saliera el libro, estuve en un festival de escritores y allí ya una periodista me increpó y me dijo que estaba completamente convencida de que Florence e Israel eran culpables y que por qué yo los defendía.

Pero usted en todo momento marca distancias con los protagonistas… 

– Yo no quiero decir nunca enfáticamente son inocentes, sino que el porcentaje de que sean inocentes es muy alto. Independientemente de eso, estoy convencido de que Israel debe estar libre, porque es una víctima de este Estado que le ha hecho todo esto. Es una opinión muy poco popular, pero si no tenemos un sistema de justicia que respete los procedimientos, no sirve de nada.

Etiquetas: