Sábado 15 DE Diciembre DE 2018
Oculta

Sujeto de ejercicio escénico

Escénica poética cierra un ciclo y el último invitado es Francisco Nájera.

Fecha de publicación: 23-02-18
Por: Jaime Moreno elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Fancisco Nájera es uno de esos autores que se hacen escurridizos: su obra no está disponible de manera fácil y su presencia es esporádica en la escena. No obstante, la fuerza de su palabra lo sustenta como una de las voces determinantes de las últimas décadas. Ahora, el ciclo Escénica Poética le dedica un ejercicio escénico como forma de reconfigurar sus ideas en el plano de las tablas. Hoy y mañana, en el Centro Cultural de España (CCE).

 La pieza que sube al escenario se llama Fragmentos de nuestro diario vivir. Como siempre desde que inició el ciclo de Escénica poética (coproducción del CCE con la editorial Catafixia), el ejercicio es una creación colectiva a partir de la obra del poeta. El montaje está a cargo de un equipo de viejos conocidos en el medio. La dirección corre por cuenta de Patricia Orantes y Braulio Padilla. En la actuación llegan Herbert Meneses, Josué Sotomayor y Marcelo Solares. La grabación sonora es de Renato Maselli y todo el proceso cuenta con el apoyo del Laboratorio teatral de Artes Landívar. Según apunta el equipo, “muestra fragmentos de memorias e imágenes: esas cenizas con las que nos vestimos día a día para enfrentar la ciudad en la que vivimos y nos movemos, en la que, sin verlo, construimos y reconstruimos nuestra historia”. Esta historia, explican, ha sido fraccionada para facilitar
nuestra confusión, ignorancia y olvido.

Francisco Nájera nació en Guatemala en 1945 y su obra se mueve entre lo visual y lo literario. Según explica la organización, “A todas luces no se trata de un escritor en el sentido estricto del diccionario, ya que rebasa tal definición partiendo de una poética más amplia que se traduce en una formación teórica conformada por distintos tipos de referencias”. Su trabajo consta de artefactos poéticos que se confunden con objetos-arte. Por su parte, Luis Méndez Salinas –editor de Catafixia– valora al poeta desde su versatilidad: “La poesía de Nájera es muchas poesías. Casi cada uno de sus libros es un intento por ahondar en cierta forma del lenguaje, cierta forma de la idea. Eso hace que sea muy diversa, que quepan muchas formas de entender la palabra, de sentir la realidad”, explica.

Sobre su labor como escritor, Javier Payeras también aporta datos para comprender a Nájera: “Su producción no es la producción de un escritor que produce obra para que sea consumida, no es un escritor que escriba un poemario o una novela. Él va escribiendo en los procesos simultáneos de su vida. Es como si llevara un diario y lo comunica de múltiples formas”, apunta. El resultado ha sido una serie de ediciones reducidas, artefactos artesanales y objetos extraños que contienen su creación poética.

 

Cierre de un ciclo

El montaje de Fragmentos de nuestro diario vivir es el cierre de un ciclo para Escénica poética. Es la novena entrega de un proyecto que inició en 2013. “Lo planificamos con Marco Canale, quien en ese momento era el coordinador de escénicas del CCE”, explica Méndez El trasfondo era conjuntar caminos que se habían separado: la poesía y el teatro. Ante esto, Payeras valora esta propuesta en función de la obra de Nájera: “Ha sido un largo recorrido, pero se cierra con un escritor que aunque es el de mayor edad es uno de los más influyentes entre los más jóvenes”, puntualiza.

Asista

> Las presentaciones de Fragmentos de nuestro diario vivir son hoy y mañana, a partir de las 19:00 horas. En la sede del CCE (6a. avenida 11-02, zona 1, edificio Lux). La admisión es de Q30 y los boletos se entregan una hora antes de cada función. Además, la edición especial con el texto estará a la venta antes y después de ambos eventos (Q25).

Etiquetas: