Martes 25 DE Septiembre DE 2018
Oculta

“Para un artista no es fácil llegar ahí, tocar la herida”

Los músicos cubanos Israel Rojas y Yoel Martínez, líderes de la agrupación Buena Fe, iniciaron el pasado 13 de enero su gira centroamericana que incluye conciertos en Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica, pero lo que los trajo al país tiene motivaciones pragmáticas, no comerciales. “Estamos aquí para nutrirnos, para ayudar”. Su primer recital fue en Primavera del Ixcán, Quiché, una comunidad conformada por familias sobrevivientes de las masacres que el Ejército ejecutó durante el conflicto armado interno. “Sobreviviente”, su último disco, se vincula íntimamente con esa realidad.

Fecha de publicación: 17-01-18
Por: Gerson Ortiz gortiz@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

¿Qué tuvo que pasar para que vinieran a Guatemala?

 

Israel: esto surgió por un encuentro entre amigos. Manuela Rosales Diéguezfue a Cuba, me contactó por medio de Facebook y amigos en común. Tuvimos un almuerzo y me habló de la comunidad Primavera (del Ixcán), del trabajo social que venían haciendo con la organización. Me conmovió mucho y le dije que me gustaría salir, desmontarme de toda la maquinaria que implica los conciertos, las promociones y tomarnos un chance para visitar otras realidadesy conocer esa otra historia de América Latina, que para nosotros es tan sensible. Luego se creó una cosa bonita de llegar a Guatemala para hacer algo más que el clásico venir a hacer promoción. No vemos esto en esa lógica, sino como un regalo que nos hacemos nosotros mismos para conocer esa realidad que uno ha leído, pero que en nuestro país no es tan evidente, para nosotros ha sido una experiencia muy interesante, muy enriquecedora, de corazón adentro. No venimos a pasear, tampoco estamos haciendo turismo de la miseria, no es ese el objetivo, hemos venido a poner el hombro con las canciones que hacemos, y eso ha sido sumamente enriquecedor porque se trata de gente desplazada por el conflicto armado, gente que sobrevivió. Nuestro más reciente disco se llama sobreviviente, estas son personas verdaderamente sobrevivientes que a pesar de todos los pesares no guardan odio ni rencor en su corazón, no tienen tiempo de experimentos improductivos: O se organizaban (durante en el conflicto armado) o desaparecían y ahora o se organizan o mueren.

¿Y el concierto en la ciudad? 

 

Una cosa derivó a la otra. Apareció un concierto del día 19, que lo pensamos como un encuentro entre la gente que nos conocía, egresados de escuelas cubanas, cubanos residentes, y lo que ha pasado es que hay otra gente que conocía nuestra música. Este concierto era una pequeña presentación peroapareció más gente, se abrió otra fecha (hoy) por la demanda. Luego salimos a El Salvador a hacer algo muy parecido.

 

¿Cuánto tiempo paso hasta concretar la idea?

Es algo que organizaron un año, sin ser gente del medio, del empresariado musical, ¿cómo íbamos a decir que no?, era una falta de respeto. Nos pareció muy respetuoso todo el trabajo.

Vienen en un momento bastante convulso para el país…

 

Estamos claros de qué momento vive América Latina. Por eso te decía, no estamos aquí de turismo, no solamente para promover nuestra música, estamos para beber de su experiencia, para nutrirnos y para poner el pecho y ayudar en lo que se pueda, con nuestra música, en la concordia, en el entendimiento en la conciencia por la equidad, esa es la idea, para eso estamos aquí.

 

¿Qué expectativas tenían?

 

Yoel:La verdad hemos tenido la oportunidad de andar en nuestro país y en otros lugares de América Latina pero nunca la oportunidad de convivir, de estar corazón adentro en Centroamérica. Cuando llegamos a Primavera del Ixcán nos estaban esperando bajo la lluvia…no lo esperábamos. Ha sido un viaje largo pero sabemos que valió la pena, sabemos que para un artista no es fácil llegar ahí, tocar la herida, vivir ahí, con la gente más necesitada.

 

¿Qué escucha y qué lee Buena fe?

 

Israel:Yo trato de escuchar de todo, menos la música que te empobrece, aunque, a veces también hay que escucharla para saber que te empobrece, pero oigo música en todos los idiomas, tanto lo más novedoso como lo más viejo. Leo mucha noticia, para estar muy actualizado: el mundo de hoy te obliga a estar informado, si no estás muy informado eres manipulable. Por otro lado leo mucha poesía contemporánea, veo cine y teatro que, aunque son inquietudes artísticas que van por otros lados, eso finalmente termina influenciando tu trabajo… voy tejiendo canciones que traten de parecerse a su tiempo para inquietarme e inquietar, para enamorarme y enamorar.

Yoel:Yo un poco parecido, escuchamos todo tipo de música, cuando nos gusta algo vamos pasándolo a los demás integrantes. Tratamos de estar al día con lo que pueda pasar en materia de música y de todo…

 

¿Cuál es su mirada sobre el reguetón?

 

Yoel: No soy de los que prefiero escucharlo. No me gusta y creo que hay mucha música en el mundo que es buena. Por otro lado,no creo que decir que no se pone más, o prohibirlo, sea una manera correcta de hacer las cosas, la gente tiene derecho a escoger lo que quiere oír, pero creo que hay que ser crítico cuando una canción es irresponsable, ofende o crees que puede ser extremadamente agresiva a los oídos de un niño o de una mujer, yo creo que hay que ser cuidadoso con eso.

Israel: Yo por mi parte, comparto lo que dice Yoel, y creo que también me parece que el Trap, el reguetón y todos estos géneros urbanos, también nos están diciendo algo. Nos dicen por dónde andan nuestras sociedades, nos dicen hasta qué punto nos hemos empobrecido espiritualmente. Están siendo un espejo de qué cosa es lo que está pasando en nuestras sociedades. Pienso que lo que está pasando debería llamar la atención de los sociólogos, de los políticos, sobre nuestras políticas públicas, nuestras escuelas… Yo he descubierto que muchas veces, detrás del rechazo al reguetón también se esconde el rechazo al pobre, al que no tuvo dónde aprender música y decidió hacer esa música porque era la que tenía a mano ¿Qué nos parece horrible? ¿Su sinceridad, su honestidad…? Yo soy de los que piensa que buena parte de la culpa de esto la tiene la industria cultural, porque no se detiene a pensar ni por un momento si están haciendo bien o mal y ellos si tienen una responsabilidad, porque ellos deciden a qué le ponen y a qué no le ponen dinero.

 

 

Precisamente, la siguiente pregunta es sobre la industria…

 

Israel: La industria es ciega… a la industria lo que le importa es que suene la caja.

¿Porqué pasa en nuestros países?

 

Israel: Porque los empresarios no tienen ni la más mínima responsabilidad social, no les importa, lo suyo es que suene la caja, se acabó.

 

¿Y cómo ha sido su acercamiento con la industria?

 

Nosotros vivimos en Cuba. Vamos a empezar diciendo que lo económico te alcanza y te lastima, te limita. Nosotros estamos aquí y tenemos un concierto agotado porque tenemos 18 años de carrera. Es inexcusable que con 18 años de carrera y nueve discos dando palo, te ignoren. Cuando llevas mucho tiempo dándole al clavo en la misma cabeza, en una de esas entra. Le hemos dado la vuelta al mundo, hemos estado en muchos países y más temprano que tarde toda nuestra música está en Youtube totalmente gratuita… entonces, 18 años después alguien dice ¿y estos cabrones quiénes son? Por eso estamos aquí.

 

Pero firmaron con la discográfica de Ricardo Arjona…

 

Sí, y estamos agradecidos con Ricardo por esa voluntad. Mira, nosotros vamos en camino a ser Buena Fe Social Club: volvernos unos viejitos que por tantos años haciendo música, la gente nos conociera, pero él (Arjona) decidió acortar ese tiempo. Es interesante que nuestra primera visita a Guatemala no sea de carácter comercial. Eso me dice lo difícil que es incluso para Metamorfosis, organizar una cosa como esta, por eso yo respeto su voluntad, respeto su deseo, su gana de ayudarnos…

 

¿Y si pasara que de pronto los limitan porque lo suyo “no vende”?

 

Eso no pasa con Metamorfosis. Una dicha es que Ricardo es un creador. Eso está descartado.

 

Hay artistas que caen en temáticas machistas, misóginas, xenófobas por mantenerse en el mercado…

 

Yoel: Es difícil para quienes hacen este tipo de música aceptar semejante propuesta. Para el que hace canciones de contenido social, música de autor, es muy difícil que alguien venga a decirle, mira, no le cantes más a los niños de la calle, cántale al rey de España… es muy difícil, complejo porque generalmente un cantautor se siente con la voluntad de cantarle libremente a lo que ve y siente y no precisamente a lo que lo lleve a las monedas. Además, la mayoría de veces eso no sale bien porque la gente sabe cuándo las canciones vienen del alma y cuándo vienen de buscar una tendencia. Se le ven las costuras a la música.

¿Cómo es para las mujeres artistas cubanas darse a conocer?

 

No hay una limitación. No es el género el problema, si ella es buena y tiene todo lo que tiene que tener artísticamente para que le vaya bien pues lo más seguro es que le va ir bien, el problema es el mismo que tenemos nosotros: encontrar un promotor, o sea, le cuesta como le cuesta a un hombre.

 

El caso de Cuba es excepcional, porque fuera se imponen ciertos cánones que determinan el “éxito”…

 

Es cabrón. El neoliberalismo es cabrón. Es esa visión de:“tanto aparentas, tanto vales”. Creo que es un arquetipo a construir, desde abajo, lo demás es un artificio.

¿Cómo ven a Cuba después de Fidel?

 

Yo la veo igual. Con mucha más conciencia. Sabemos que la gente es un poco más consciente de que esa generación –porque no solo era Fidel-, que fundó la Revolución, ya anunció que no iba a seguir en el poder por un tema biológico y político, y ya hay una generación preparada para asumir los destinos del país y creo que hay un sentido de la preocupación productiva muy sensible. Por lo menos se tiene claro cuáles son nuestros problemas. Tengo fe de que las cosas van a ir a mejor, ojalá seamos capaces y sabios como lo fue Fidel, de mantener lo logrado y avanzar hacia nuevas metas…

¿Fe, a pesar de Trump?

Mira, cuando más oscuro está, es porque está más cerca el amanecer. Creo que hay que tener claro que ese mierdero, es su mierdero. El problema nuestro es que vivimos demasiado atentos al mierdero de los americanos; claro, porque nos afecta, pero sabes qué, quizá ellos necesitan que se ponga peor porque ahí verán las condiciones para que las cosas cambien a mejor. Creo que ningún país está más necesitado de que triunfe el amor sobre el odio que los Estados Unidos.

Pero desde esa oscuridad miran a Cuba…

 

Sí, y hay que estar atento adónde pisa el gigante, para que no te mueras, porque incluso los gigantes respetan al que sobrevive, por eso Estados Unidos respeta a mi país, porque sobrevivió… Es verdad que tenía a Fidel, pero ahora nos toca a nosotros sobrevivir, eso es lo que nos toca…

¿A eso se refiere su último disco?

 

Claro, nuestro discurso al mundo es sobrevivir. Sobrevivir y avanzar…

Etiquetas: